Menú Buscar
Cuatro botellas llenas de aceite de oliva

Deoleo reduce su capital en 126 millones para superar la causa de disolución

La compañía propone a sus accionistas la reducción del valor nominal de sus acciones de 10 céntimos a 1 céntimo

05.04.2019 18:26 h.
3 min

Deoleo ha propuesto a sus accionistas hundir el valor nominal de sus acciones con el objetivo de restablecer el equilibro patrimonial de la sociedad. Con este movimiento, con el que las acciones pasarían de valer 10 céntimos a 1 céntimo de euro, pretende reducir su capital social en 126,4 millones de euros. En paralelo, analiza otras medidas para sanear su situación.

La junta general de accionistas deberá votar esta propuesta el próximo 3 de junio, según el informe enviado por Deoleo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Cuando la apruebe, el capital social del fabricante de Carbonell se situará en 14,04 millones y Deoleo habrá superado la causa de disolución. Así, continuará con su estrategia orientada a la creación de valor en el sector del aceite de oliva, para lo que cuenta con una situación de liquidez de más de 74 millones.

Pérdidas de 291 millones

Con todo, la compañía ha elaborado un nuevo plan de negocio “acorde a las nuevas expectativas de crecimiento del grupo” y ha solicitado la asistencia de un experto independiente para que valore cada una de las unidades generadoras de efectivo definidas para la realización del test de deterioro.

En febrero, durante la presentación de resultados, Deoleo informó de pérdidas de 291 millones de euros por el deterioro del mercado del aceite en EEUU e Italia, lo que hizo a la compañía entrar en causa de disolución. Así, comunicó al mercado que necesitaba reequilibrar su situación patrimonial conforme a lo establecido en el artículo 363 del texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital.

Dimisiones e indemnizaciones

En este escenario, dimitió Miguel Ibarrola López, presidente ejecutivo de Deoleo, tan solo tres semanas después de su nombramiento como sustituto de Pierluigi Tosato –indemnizado con 124.000 euros y que seguirá como consejero externo, un trabajo por el que recibirá 200.000 euros brutos más gastos de desplazamiento–. Alegó razones de salud para dejar su puesto con tanta celeridad. Tras él también abandonó el consejero Daniel Klein, representante de Sinpa Holding, por motivos personales.

Tosato, en su nueva función, asesorará al presidente del consejo de administración en la gestión de relaciones institucionales con autoridades en los ámbitos nacional e internacional, la gestión de asociaciones y de alianzas comerciales y el asesoramiento sobre negocios y operaciones en el mercado italiano. Cabe mencionar que, indemnización aparte, Tosato percibió 515.000 euros en metálico por su labor correspondiente al ejercicio 2018, y ya acumulaba a cierre de año 40 millones de títulos de la compañía derivados de un plan de stock options por un valor de 2,40 millones de euros a precio de mercado.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información