Menú Buscar
Alberto 'Tito' Álvarez, líder de Taxi Project, durante la presentación de la denuncia en Barcelona / TP

Denuncian a Uber y Cabify por impagar a conductores

Sindicatos y Taxi Project, la plataforma de 'Tito' Álvarez, alertan de que las 'apps' se ahorran los pluses de disponibilidad que obligan a trabajar hasta 60 horas

4 min

Denuncia contra Uber y Cabify. Sindicatos, Taxi Project, la plataforma del líder del taxi, Alberto Tito Álvarez, y Col·lectiu Ronda han interpuesto hoy quejas formales en delegaciones de Inspección de Trabajo de toda España por supuesto impago de los pluses de disponibilidad a los conductores.

Las agrupaciones, representadas por la IAC en Cataluña, sostienen que Uber y Cabify obligan a sus afiliados a trabajar 40 horas semanales, sí, pero también a estar disponibles 20 horas semanales más, un tiempo por el que abonarían solo ocho euros mensuales. "Las empresas les fuerzan a mantener activada la aplicación y dar respuesta a los servicios que puedan recibir durante cuatro horas diarias que se suman a su jornada de ocho horas de trabajo. O lo que es lo mismo, a permanecer doce horas al día a disposición de las empresas, sin poder disponer de su tiempo, pues deben responder de forma inmediata a las peticiones", ha argumentado Nacho Parra, abogado redactor de la denuncia.

Ven vulneración de derechos

El letrado ha señalado que esta disponibilidad diaria extra de los conductores "supone una vulneración evidente de los límites establecidos para el tiempo máximo de trabajo, que es uno de los elementos esenciales del derecho laboral y que se configura, no lo olvidemos, como una mecanismo de preservación del derecho a la propia salud".  Bajo su punto de vista, las 20 horas semanales de conexión extra a Uber y Cabify vulneran la directiva comunitaria 2003/88/CE, que fija los periodos de guardia y descanso de los trabajadores. "Deben responder --los chóferes-- en el tiempo máximo establecido y permanecer vinculados a sus verdaderos centros de trabajo: el coche y, virtualmente, la aplicación móvil".

Además de los periodos de descanso, Col·lectiu Ronda ve conflictivo el hecho de que los clientes dispongan del número de teléfono de los conductores. Bajo su punto de vista, ello podría colisionar con la normativa de protección de datos. "No estamos ante una anécdota, ya se han dado numerosos conflictos vinculados a este acceso al número de teléfono, en algunos casos acercándose peligrosamente al terreno del acoso”, ha apostillado Parra.

Tito: "Son empresas de transporte"

Por su parte, Alberto Tito Álvarez, líder del taxi, ha considerado que tanto "Uber como Cabify ponen las normas y gestionan los cobros, por lo que son empresas de transporte. Como tales deben ser responsables ante la ley. La ley existe y se tiene que cumplir". El polémico dirigente del autotaxi ha asegurado que en estas plataformas se "extorsiona y explota a los trabajadores", en lo que él ha denominado el capitalismo de plataforma.

Cualquiera que fueren las denuncias interpuestas o las valoraciones de Álvarez, la queja formal en Inspección es el último capítulo en la guerra entre los taxistas y las intermediarias de transporte. En Barcelona, Cabify ha dado un golpe de mano recientemente al rebajar un 15% las tarifas frente al previsto incremento del taxi, cuyos precios se actualizarán el 1 de enero. Por su parte, Uber no opera en la ciudad condal desde febrero, cuando entró en vigor un decreto de la Generalitat de Cataluña que pone límites a la operativa de los vehículos de alquiler con conductor (VTC), los que utilizan las apps.