Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Cartera de trabajo

¿Demasiados gastos como autónomo? Redúcelos con estos consejos

El trabajador por cuenta propia puede encontrar en estos ‘tips’ la forma de ahorrarse unos euros que pueden ser vitales

4 min

Ser autónomo no es fácil. El trabajador por cuenta propia debe asumir una serie de gastos que, a menos de que cuente con una gran cartera de clientes le dejará con el dinero justo a fin de mes, cosa que a menudo te lleva a recurrir a préstamos online con buenas condiciones para salir adelante.

Y es que entre los gastos del autónomo destacan las cuotas a la Seguridad Social, el pago trimestral del IVA o de otros impuestos. En función de si se está dado de alta como empresa, las cargas sociales de sus empleados, si los tuviera, aparte de pagos de facturas como luz, teléfono o gasolina, engrosan la lista.

Sin embargo, no hay motivo para ‘ahogarse en un vaso de agua’. Hay muchas maneras de reducir los gastos del autónomo, como verás a continuación. Porque emprender un negocio no tiene por qué ser una actividad que te complique la vida. Y te lo vamos a demostrar.

Todos los gastos deducibles de los autónomos

Reducir gastos es sinónimo de rentabilidad. Es por eso por lo que lo primero en lo que habrá que fijarse será en los gastos que todo autónomo tiene derecho a deducirse en sus declaraciones trimestrales. Antes de hacer nada, lo primero en lo que hay que fijarse es que los gastos que se piensen deducir estén relacionados directamente con la actividad profesional. De no ser así, Hacienda podría sancionar al trabajador independiente.

Además de eso, te recomendamos que lleves al día la contabilidad de tu negocio y que guardes todas las facturas de los gastos que estén relacionados con tu actividad profesional y que pienses deducirte. En caso de inspección de Hacienda, será lo que deberás aportar para justificar haber actuado conforme a la legalidad y evitar así una de las sanciones más habituales de Hacienda a los autónomos.

Cómo reducir los gastos

Otra manera de reducir los gastos siendo autónomo es deducirse algunos de los que se tienen durante el desarrollo de la actividad. Uno de los más comunes es la cuota que se paga mensualmente a la Seguridad Social. Al formar parte de tu seguro social y estar ligada a tu actividad profesional, Hacienda permite al autónomo deducirse la cuota cada mes.

¿Sueles usar folios, libretas o bolígrafos en tu día a día profesional? ¡Pues pide factura siempre que hagas uno de estos pedidos y mete el gasto dentro de la declaración trimestral de Hacienda! Está más que probado que el material de oficina es necesario para sacar adelante un negocio. Lo mismo ocurre con las tarjetas de visita. Siempre podrás justificar ante Hacienda que las empleas con el fin de conseguir más contactos profesionales para tu negocio.

Hoy en día es difícil gestionar un negocio sin un ordenador, ya sea portátil o de sobremesa, es por eso por lo que los gastos en equipos informáticos se pueden deducir también. En este punto hay que tener en cuenta que si el gasto supera los 1000 euros deberás amortizar la inversión del ordenador durante años. Hacienda no verá normal que año tras año imputes a tus gastos la compra de un ordenador. Así que mucho cuidado en este aspecto.

--

Contenido patrocinado