Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una de las viviendas de obra nueva a primera línea de mar en Barcelona / ENGEL & VÖLKERS

La demanda de viviendas de obra nueva crece un 32% en Barcelona

El valor de las transacciones de la inmobiliaria Engel & Völkers en la Ciudad Condal durante los nueve primeros meses del año sube un 45%, hasta los 37,7 millones de euros

3 min

La demanda de viviendas de obra nueva “se ha disparado” en Barcelona. Así lo afirma la inmobiliaria Engel & Völkers, la cual ha gestionado un 32% más de operaciones en los primeros nueve meses de 2021 respecto al mismo periodo del año anterior. Durante este tiempo, la empresa ha alcanzado un volumen transaccionado que supera en un 45% el de las ventas del año de la pandemia.

La firma sostiene que el interés de los inversores en las nuevas promociones inmobiliarias “no deja de crecer” en la Ciudad Condal, pues datos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana revelan que el valor de las transacciones de vivienda libre nueva ascendió a 781,6 millones de euros el primer semestre del año, un 25,7% más que en el de 2020. Por su parte, el número de operaciones creció un 23%, hasta alcanzar 2.738 transacciones.

Zonas más demandadas

"Aunque la mayor parte de las operaciones se realizan en la ciudad, cabe destacar el incremento del 41% de operaciones en la periferia. El confinamiento decretado con la pandemia ha provocado un cambio de tendencia en la tipología de producto demandado y ha aumentado el interés por las casas del área metropolitana", señala el consejero delegado de la compañía para España, Portugal y Andorra, Juan-Galo Macià.

Así pues, las zonas más demandadas para comprar obra nueva en la capital catalana se concentran en los distritos de Gràcia, Horta-Guinardó, Sant Andreu, Les Corts y Sants. En cuanto a la periferia, el Vallès Oriental, Sant Cugat y Badalona centran el interés de los clientes, que suelen buscar una vivienda de 122 metros cuadrados de promedio frente a los 102 metros cuadrados que solicitan en Barcelona.

Vuelve el cliente internacional

En esta línea, la inmobiliaria ha registrado un aumento de operaciones con extranjeros que ya residían en la Ciudad Condal y que compran una primera residencia, así como de clientes internacionales que han regresado durante estos últimos meses para invertir o adquirir una segunda residencia a raíz del levantamiento de las restricciones de movilidad.

Entre todas las operaciones de la firma entre enero y septiembre de este ejercicio en la capital catalana, los compradores extranjeros han acaparado el 34% de las transacciones, frente al 26% que lo hizo en 2020.