Menú Buscar
El sector cementero en España se congratula del crecimiento de la demanda con el incremento de la construcción residencial

La demanda de cemento crece al ritmo previo a la crisis con 100.000 casas iniciadas

Desde 2010 no se iniciaban tantas viviendas en España, aunque el sector ve con preocupación el deterioro de la balanza comercial

16.05.2019 11:04 h.
4 min

Cara y cruz entre los fabricantes de cemento en España. El lado positivo lo representa el fuerte incremento de la demanda provocado por el inicio en 2018 de más de 100.000 viviendas, algo que no se veía desde el año 2010.

Por el contrario, el sector ve con preocupación el deterioro de la balanza comercial, con las exportaciones acumulando ya casi dos años de caídas, mientras que las importaciones de cemento procedentes de países extracomunitarios están creciendo de manera importante.

1,1 millones más de toneladas consumidas

Con estas dos circunstancias, el Índice de Demanda de Cemento (IDC) ha registrado un crecimiento interanual en el mes de marzo del 8,7%, lo que representa 3,5 puntos porcentuales más respecto al mes anterior, según el último Barómetro del Cemento, indicador adelantado del consumo de cemento elaborado por el departamento de Estudios de Oficemen

En el último período analizado, de abril de 2018 a marzo de 2019, el Barómetro estima que se han consumido en España 13,58 millones de toneladas de cemento, 1.100.000 toneladas más que en el mismo periodo del año anterior.

El lastre de la obra civil

Durante el primer trimestre del año, la demanda de cemento se situó en una tasa media de crecimiento en torno al 9% “motivada principalmente por las más de 100.000 viviendas iniciadas en nuestro país en 2018”, afirma el presidente de Oficemen, Jesús Ortiz.

“Acogemos estos datos con optimismo, ya que no se iniciaban en nuestro país más de 100.000 viviendas desde el año 2010;  pero seguimos insistiendo en que el principal destino del consumo de cemento debería ser la obra civil, que sigue en mínimos históricos”, añade.

Exportaciones caen, importaciones suben y a mayor precio

Por el contrario, las exportaciones de cemento y clínker continúan con su evolución negativa. En el mes de febrero y en términos de año móvil, registraron en conjunto una reducción cercana al 17%, encadenando así 22 meses de caída. En los últimos doce meses, el barómetro estima que las exportaciones han alcanzado los 7,7 millones de toneladas de cemento y clínker.

“Desde Oficemen llevamos meses alertando de la fortísima pérdida de competitividad que está sufriendo la industria cementera española, motivada principalmente por el ascenso de los precios de los derechos de emisión de CO2 y al aumento de los costes eléctricos”,  explica Jesús Ortiz.

Pérdida de la producción anual de tres fábricas

“En los últimos dos años, se han perdido casi 2 millones de toneladas de exportación, una cifra equivalente a la producción media anual de 3 fábricas de cemento”, afirma el presidente de Oficemen.

“Además, en los dos primeros meses del año las importaciones de cemento procedentes de países extracomunitarios han crecido un 30%, motivadas por los elevados costes de producción que tenemos en España y por la voracidad competitiva de países como Turquía y Argelia, donde las devaluaciones monetarias están dando lugar a una importante merma de la competitividad y producción en nuestro país”, sentencia Jesús Ortiz.