Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Eric Xirinacs, CEO de Delta Tecnic, y Martí Baqués / DELTA TECNIC

Delta Tecnic prevé facturar 47 millones en 2021 gracias al empuje del coche eléctrico

La compañía química inicia la producción en su nueva planta de México y modernizará sus dos fábricas de Sant Celoni

4 min

La compañía catalana Delta Tecnic, especializada en los concentrados del color destinados principalmente a los cables para automoción, prevé cerrar 2021 con un crecimiento global del 16% gracias al empuje del vehículo eléctrico. Esta previsión se traducirá en unos ingresos aproximados de 47,4 millones de euros. En 2020, el impacto de la crisis sanitaria en el sector del automóvil recortó las ventas un 6%.

En este contexto, la transición del coche fósil al coche eléctrico se ha convertido en la principal palanca de crecimiento para la industria. De hecho, la empresa ha experimentado gracias a este segmento una fuerte recuperación en el primer semestre del año, hasta alcanzar una facturación global un 30% superior a la del ejercicio anterior.

Crisis de materias primas

"Los automóviles eléctricos, especialmente los de gama media y alta, llevan más cantidad de cable que el modelo de combustión, como el cable de batería y el de carga. Este es un cambio tecnológico para los cables automotrices que aumenta el volumen de demanda", ha destacado el consejero delegado, Eric Xirinachs.

El ejecutivo ha reconocido, sin embargo, que tanto la crisis de las materias primas como las dificultades logísticas han dificultado la operativa de la multinacional. "Es una situación extremadamente volátil que nos ha forzado a adaptarnos con rapidez a nuevas maneras de trabajar y a homologar de forma rápida nuevos proveedores sin sacrificar calidad ni seguridad", ha reconocido.

Fábrica en México

Por otro lado, Delta Tecnic ha comunicado el inicio de la actividad productiva en su nueva planta de México, ubicada en la localidad de Querétaro. Esta fábrica, con dos líneas de producción y una superficie útil de 5.000 metros cuadrados, sintetiza concentrados de color para la fabricación de cables para la automoción. La privada también cuenta con otros dos centros productivos en Sant Celoni (Barcelona), en los que prevé desembolsar una cantidad importante en investigación y desarrollo en sintonía con sus inversiones en ejercicios anteriores.

"México es un centro industrial transformador dentro de la cadena de suministro del mercado automóvil estadounidense. En este sentido, se prevé un fuerte crecimiento del sector tras la pandemia, aunque no solo de dicha industria, sino también de otras como las energías renovables, telecomunicaciones y la perfilería para arquitectura y construcción, que atenderemos en una segunda fase”, ha explicado el directivo.

Nueva fábrica de Delta Tecnic en Querétaro (México) / DELTA TECNIC

 

 

Nueva fábrica de Delta Tecnic en Querétaro (México) / DELTA TECNIC

Diversificación del negocio

En la actualidad, la compañía ya cuenta con 32 trabajadores en México y 160 en Barcelona, sumando una plantilla total de 192 personas. Además, la empresa está estableciendo nuevos canales de venta en China y el sudeste asiático. A raíz de esta expansión internacional, Delta Tecnic prevé crecer un 8% en todas las regiones donde opera en los próximos cinco años.

En paralelo, la química ha iniciado una diversificación del negocio hacia otros campos como las energías renovables, la perfilería, los electrodomésticos con mayores exigencias medioambientales y el cable de fibra óptica.