Menú Buscar
La sede del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social / WIKIPEDIA

El déficit de la Seguridad Social baja a 5.705 millones

Ha disminuido el 11,5% hasta noviembre con respecto al mismo periodo de 2018, mientras que ha subido un 8% la recaudación por cotizaciones sociales

6 min

El déficit de la Seguridad Social disminuyó a 5.705,1 millones de euros hasta noviembre, el 11,5% menos respecto a los 6.449,9 millones acumulados en el mismo periodo de 2018, según los datos difundidos este lunes por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. El déficit es la diferencia entre unos derechos reconocidos netos (ingresos) de 134.268,4 millones, un 7,7% más que hace un año, y unas obligaciones reconocidas (gastos) de 139.973,5 millones, un 6,8% más.

El Ministerio de Trabajo cifra el déficit de la Seguridad Social en términos homogéneos en 4.380,75 millones, que resultan de restar de la cifra de gastos 1.324,36 millones devengados en noviembre y diciembre del pasado año afectados por un cambio de criterio de imputación presupuestaria.

La recaudación sube un 8%

Dentro de los ingresos destaca el crecimiento de más del 8% de la recaudación por cotizaciones sociales, hasta 113.627,27 millones, originado por el aumento de la cotización de ocupados en un 7,59% y de la cotización de desempleados en un 14,81%. 

En el capítulo de gasto, la mayor partida es la de las pensiones, con 115.984,48 millones, un 5,4% más que un año antes. Según explica Trabajo, este año se ha producido un cambio de criterio de la imputación presupuestaria de determinados gastos de noviembre y diciembre de 2018 asociados a la recaudación, lo que ha determinado que dichos gastos se imputasen al ejercicio 2019, a pesar de haberse devengado en 2018.

Pago delegado de incapacidad temporal

Hasta octubre de 2019 se han imputado 1.324,36 millones de euros de gastos devengados en los meses de noviembre y diciembre de 2018, correspondientes al pago delegado de incapacidad temporal y a la aportación por parte de las mutuas colaboradoras al sostenimiento de los servicios comunes. Sin contar dicha imputación, el déficit de la Seguridad Social se situó en términos homogéneos en 4.380,75 millones de euros hasta noviembre.

Del volumen total de derechos reconocidos (ingresos), el 90,51% corresponde a las entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social y el 9,49% restante a las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social. En cuanto a las obligaciones (gastos), el 91,47% ha sido reconocido por las entidades gestoras y el 8,53%, por las mutuas.

Pensiones

Las pensiones no contributivas ascendieron a 2.262,39 millones de euros entre enero y noviembre, un 3,5% más, y las ayudas familiares totalizaron 1.569,45 millones de euros, con un aumento del 6,35%.

Por su parte, las ayudas por cuidado de hijo (nueva denominación para las prestaciones por maternidad y paternidad) supusieron 2.404,55 millones de euros hasta noviembre, un 10,22% más que en los once primeros meses de 2018, mientras que el gasto en incapacidad temporal se elevó a 7.427,75 millones de euros excluyendo la imputación de gastos de 2018.

Menos ingresos patrimoniales

Por otro lado, las transferencias corrientes totalizaron 19.111,78 millones de euros en los once primeros meses del año, un 8,4% más que las acumuladas a la misma fecha de 2018. Los ingresos patrimoniales, por su parte, ascendieron a 104,4 millones de euros, con lo que se ha reducido a más de la mitad, mientras que las tasas y otros ingresos alcanzaron los 1.070,8 millones de euros, un 20,2% más.

Entre enero y noviembre, los gastos de gestión de la Seguridad Social se incrementaron un 1%, lo que según Trabajo supone que el sistema español de pensiones es el que mantiene la cifra de gastos administrativos más baja de Europa. El gasto de personal aumentó un 1,96% y los gastos corrientes de bienes y servicios, un 0,76%. En cuanto a los gastos dedicados a inversiones, disminuyeron en un 15,98%.

Crece el déficit de las Administraciones

El déficit público del conjunto de las Administraciones Públicas creció un 26% hasta septiembre y se situó en 18.386 millones de euros, equivalentes al 1,47% del PIB, cuando un año antes estaba en el 1,21% del PIB, de acuerdo con los datos publicados este lunes por el Ministerio de Hacienda.

El alza se explica por el crecimiento del déficit de la Seguridad Social derivado de la revalorización de las pensiones, por el paso de superávit a déficit de las comunidades autónomas ocasionado por la merma de recursos que ha supuesto la liquidación definitiva del sistema de financiación de 2017, y por la disminución del superávit de las corporaciones locales tras el aumento del gasto en salarios e inversión.

Corporaciones locales

De la ejecución presupuestaria hasta septiembre quedaba por conocer el saldo de las corporaciones locales, cuyo superávit ha disminuido un 30,6%, hasta 2.541 millones -equivalentes al 0,20 % del PIB-, como consecuencia de un crecimiento del gasto del 4,3% frente a un aumento de los ingresos del 2%.

Hacienda ha avanzado datos más recientes para el Estado, cuyo déficit ha disminuido un 6,2% hasta noviembre, hasta 10.987 millones, que equivalen al 0,88 % del PIB, después de que los ingresos hayan crecido un 2,6%, por encima del aumento de los gastos que fue del 2%. Sin contar con el gasto en el pago de los intereses de la deuda pública, el Estado contaba al cierre de noviembre con un superávit primario de 11.686 millones, equivalentes al 0,94% del PIB y un 3,2% inferior al del mismo periodo de 2018. Los ingresos del Estado aumentaron un 2,6%, hasta 186.357 millones, gracias al crecimiento del 1,7% de la recaudación impositiva.