Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El helicóptero de transporte militar Chinook CH47F que será reformado por Indra, con una inversión de 35 millones de euros por parte del Ministerio de Defensa / CEDIDA

Defensa invierte 35 millones de euros en la renovación digital de un helicóptero militar

Indra dotará al Chinook CH47F del ejército de tierra español con sistemas electrónicos de siguiente generación para proteger a la aeronave en las misiones internacionales

3 min

Indra se ha hecho con el contrato de 35 millones de euros del Ministerio de Defensa para dotar a un helicóptero de transporte militar con la última tecnología. La compañía renovará el Chinook CH47F del ejército de tierra español con sistemas de defensa electrónica de siguiente generación.

El objetivo de esta puesta a punto es proteger la aeronave en las misiones internacionales en las que intervendrá en los próximos años. Indra pondrá a prueba su tecnología para reforzar la supervivencia del helicóptero en zonas de conflicto.

Sensores y alertador ‘Full Digital’

Indra incorporará en el sistema del helicóptero de Defensa el alertador radar ALR-400FD. Este dispositivo, con interconexiones de fibra óptica y completamente digital, está preparado para detectar e identificar a gran distancia la presencia de plataformas enemigas y otras amenazas. Lo novedoso de esta tecnología es que vigila de forma instantánea todo el espectro del sonar, en vez de hacerlo por franjas a través de estrategias de exploración de bandas parciales como era habitual hasta ahora.

El Chinook CH47F también contará con el nuevo sensor InWarner de Indra. Este integra un alertador misil y uno de láser, que detecta si algún designador ha fijado blanco sobre el helicóptero. Ambos elementos elevan la eficacia a la hora de activar las medidas necesaria para neutralizar el ataque enemigo.

El dilema de la baja altura

La capacidad de esta aeronave para volar a baja altura y aterrizar en cualquier lugar aporta una importante ventaja comparativa frente a los aviones de ala fija. Sin embargo, también expone al helicóptero a otros riesgos que, la compañía adjudicataria del contrato de 35 millones de euros, contrarrestará con el sistema InShield de contramedidas de infrarrojo (Dircm). Este elemento lo prevendrá de ataques misiles tierra-aire de corto alcance, como los Manpads y de guía infrarroja.

La tecnología InShield tiene otro valor añadido: desvía el misil. Esto se produce después de que el sistema dirija un haz de energía láser sobre la guía térmica del artefacto. Indra dotará, además, de dispensadores de contramedidas chaff y bengalas para neutralizar este tipo de ataques.

Indra consolida de esta forma los contratos con el ejército español después de los realizados en 2020 para el NH-90, con el alertador radar RWR ALR-400FD; y el de 2017 para A400M del sistema InShield. El objetivo de estas renovaciones de Defensa es aportar una superioridad sobre el espacio electromagnético de la armada en las misiones internacionales en zonas de conflicto.