Menú Buscar
Luis de Guindos (i), ministro de Economía, junto a Juan José Brugera (d), líder del Círculo de Economía en la XXXIII reunión del lobby empresarial catalán en Sitges / CG

De Guindos da por sentado que PSOE y PP pactarán en el Congreso por “inteligencia política”

El ministro de economía advierte a los empresarios del Círculo de Economía que persisten los riesgos y que la incipiente etapa de expansión en Estaña es vulnerable

5 min

El ministro de economía, Luis de Guindos, ha marcado este jueves desde la XXXIII reunión del Círculo de Economía en Sitges (Barcelona) el camino que debe seguir el PSOE en el Congreso de los Diputados tras la elección de Pedro Sánchez como secretario general. Entre líneas y tras las preguntas del empresariado catalán, ha dado por sentado que se proseguirán con los pactos puntuales alcanzados con la gestora. “Será así por inteligencia política”.

Mantiene que es una senda positiva tanto para el Gobierno como para el principal partido de la oposición. “En determinadas cuestiones vitales para la economía española, pactar nos hace bien a todos”. Como, por ejemplo, en determinar el mecanismo para que la banca pueda devolver lo más rápido posible las cláusulas suelo que se cobraron de forma indebida tras la sentencia del Tribunal de Luxemburgo.

Una iniciativa sobre la que se incidirá este viernes en el consejo de ministros. El Gobierno tiene en el orden del día definir el mecanismo de seguimiento que supuestamente debe fiscalizar la velocidad del retorno.

Incertidumbres económicas que persisten

De Guindos considera positivas las primarias socialistas. “Ahora se ha eliminado la incertidumbre de quién iba a ser el secretario general y sabemos a qué atendernos”. Con un matiz: “Para bien y para mal”.

Advierte que persisten los “riesgos internos” en el país. Retos políticos como la reversión de la “agenda reformista” ante una “economía que sigue vulnerable”; básicamente, por el alto nivel de endeudamiento público.

Frágil confianza de los mercados

El ministro manda un aviso a navegantes. Pide que se tenga en consideración que cualquier medida que se decida impulsar en el país puede dinamitar la confianza de los mercados en la economía española, aún frágil.

Y este escenario derivaría en una nueva tormenta que “afectaría al conjunto de la población”. Con, de entrada, un incremento de costes de la financiación. “Y no sólo para la deuda pública”.

Breve encuentro con Puigdemont

Entre las cuestiones que generan incertidumbre en la recuperación española --el ministro insiste en las espectaculares cifras macroeconómicas del país respecto al resto de socios europeos-- está la independencia catalana.

En Sitges, De Guindos se ha encontrado de forma breve con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, por una coincidencia de agendas. Sus dos intervenciones ante el lobby empresarial catalán se han encadenado. “No hemos comentado nada de la carta, hemos hablado de tecnología, de cuestiones digitales y del futuro de la economía europea y mundial”, ha relatado a la prensa.

El ‘procés’, un movimiento populista

Tilda de “situación irracional” plantear que Cataluña salga de la unión económica y monetaria que se intenta construir en la nueva Europa de los 27. “El grado de incertidumbre que produciría en los ahorradores, exportadores e inversores generaría un impacto muy intenso en la prosperidad de la sociedad”, reitera.

También de forma elíptica, acusa al procés de populista al alertar de los dos rasgos en los que considera que coincide con otros movimientos que se han articulado en Europa. “Coinciden en definir a un enemigo exterior y en ofrecer soluciones simplistas” que, según su valoración, “sólo generan melancolía”.

Con todo, intenta minimizar las posibilidades de que éxito. “Fuera, nadie le da la más mínima posibilidad de éxito a la secesión”.