Menú Buscar
Antonio Luque, presidente de Dcoop, la gran cooperativa del aceite / FOTOMONTAJE DE CG

Las maniobras de Luque al frente de Dcoop para tumbar el precio del aceite y controlar el mercado

Acusan al empresario de reventar el sector con el objetivo de que las pequeñas cooperativas se vean obligadas a unirse a él

05.06.2018 00:00 h.
4 min

El precio en origen del aceite de oliva está en caída libre desde hace meses. En lo que va de año, los precios del virgen extra han bajado más de un 35%. Según los datos del sistema Poolred, la última semana se sitúan en el entorno de los 2,53 euros por kilo, lejos de los 3,62 euros por kilo registrados en enero pasado.

Nadie encuentra una razón lógica para esta situación, pero olivareros, almazaras y un buen número de cooperativas señalan a Dcoop, la mayor cooperativa olivarera de España, como la culpable real de esta situación por su forma de actuar en el mercado. En concreto, acusan a su presidente, Antonio Luque, de poner en marcha una agresiva estrategia de vender por debajo de los precios medios que semanalmente señala el sistema Poolred para acelerar su caída y obligar a otros productores y cooperativas a incorporarse a su organización al no poder asumir unos precios tan bajos.

El grande se come a los pequeños

Luque aprovecha el enorme potencial que le proporciona su tamaño, más de cien cooperativas integradas en su organización, más de 200.000 toneladas de producción anual de aceite, el 16% del total, un modelo de producción ajustado con menores costes y una facturación por encima de los mil millones para tensionar unos precios que sólo Dcoop puede asumir, mientras que resultan ruinosos para el resto de las cooperativas productoras de aceite.

Su modelo, denuncian desde el sector, es acaparar el máximo de producción de aceite en origen y controlar el mercado. Fuentes del sector señalan que si el precio en origen del virgen extra cae significativamente por debajo de los dos euros por kilo decenas de pequeñas cooperativas y almazaras tendrán que tira la toalla y unirse a Luque.

Manipulación del mercado

Sin cometer irregularidades sancionables, Luque está de alguna manera manipulando el mercado en su favor, señalan las mismas fuentes. El argumento de Luque ante el resto de los productores de aceite es que Dcoop es la única que puede garantizar la salida de la producción en un mercado con clara tendencia bajista. Su objetivo, señalan fuentes del cooperativismo aceitero, es controlar el máximo de producción de aceite para controlar el mercado y fijar reglas a envasadores y distribuidores.

Dcoop es actualmente el principal proveedor de marca blanca de aceite en las grandes cadenas de distribución y también vende producto envasado con sus propias marcas, por lo que su potencial de control del mercado es enorme si consigue acaparar buena parte del producto en origen. Estaría en condiciones de crear grandes dificultades a buena parte de las marcas tradicionales asentadas en el mercado.

Aceite de Túnez

Sus redes se han extendido también al mercado norteamericano, uno de los destinos esenciales de la exportación del aceite español. Dcoop está escalando posiciones en Estados Unidos a través de su marca Pompeian con la misma estrategia de tensionar precios a la baja para eliminar competencia. En el mercado se señala que eso es posible gracias a la compra de aceite barato procedente de Túnez, lo que no gusta a muchas de sus cooperativas asociadas.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información