Menú Buscar
Botella de aceite de oliva virgen extra de la marca Dcoop

Dcoop se expande a costa de sus cooperativistas

La entidad andaluza ha reestructurado su endeudamiento con vencimiento en quince años

4 min

La entidad andaluza Dcoop (ex-Hojiblanca), liderada por Antonio Luque, está embarcada en una onerosa expansión internacional, que se centra en Estados Unidos. La compañía tiene puestos sus ojos en el gran mercado norteamericano, pues considera que va a experimentar fuertes crecimientos.

La empresa compró inicialmente un 20% del distribuidor local Pompeian. El año pasado amplió sus posiciones hasta el 50%, en una operación valorada en más de 45 millones.

Antonio Luque, presidente de la cooperativa alimentaria Dcoop / DCOOP

Antonio Luque, presidente de la cooperativa alimentaria Dcoop / DCOOP

Intercambio

Esta última operación tiene una doble cara. Además de efectivo metálico, Dcoop ha entregado el 50% de su filial Mercaóleo y otro paquete similar de Qorteba Internacional al grupo estadounidense. Mercaóleo posee plantas de envasado en Antequera (Málaga) y Qorteba es titular de una refinería aceitera en Alcolea (Córdoba).

En el curso de este mismo año Dcoop ha adquirido un paquete accionarial de la también norteamericana Bell Center Foods, por una cifra no revelada, aunque se presume muy alta.

Endeudamiento de Dcoop

Esta segunda transacción no se refleja en las cuentas de Dcoop, por haberse ultimado este mismo año. Pero la de Pompeian sí que aparece, aunque reseñada de una forma muy farragosa. Hay una secuela colateral de semejante operación. Consiste en el aumento de la deuda de Dcoop.

En términos absolutos ha pasado de 331 a 385 millones, un 16% más. Los pasivos del grupo crecen sobre todo en la partida a corto plazo, que engorda de 285 a 336 millones.

Socios financiadores

Llama la atención que el grueso de la nueva deuda corresponde a partidas contraídas con los propios socios de la cooperativa. Este epígrafe sube de 233 a 283 millones. Es decir, en un solo año el endeudamiento de Dcoop con sus cooperativistas se ha disparado un 21%.

La deuda a largo plazo también sube, aunque a menor ritmo, y pasa de 46 a 49 millones. El grueso de ella corresponde a Banco Santander, Caixabank, Unicaja y Cajamar. Dcoop ha renegociado tales partidas, más otra que se contabiliza a corto plazo, con tres de las entidades financieras. Ello ha dado lugar a un paquete de 57 millones que vencen en quince ejercicios.

Antonio Luque, el empresario que corta el bacalao en la multinacional aceitera y de aceitunas Dcoop / FOTOMONTAJE DE CG

Antonio Luque, el empresario que corta el bacalao en la multinacional aceitera y de aceitunas Dcoop / CG

Costes financieros

Dcoop también tiene pólizas de crédito por importe total de 127 millones, más otros 60 millones a largo plazo, con un disponible total de 187 millones. Todos esos pasivos están avalados por los cooperativistas integrantes de Dcoop.

El objetivo de recurrir al endeudamiento a costa de los comuneros para lubricar el crecimiento ha supuesto unos ahorros financieros de unos 2 millones anuales, pero a costa de aquéllos. Si en vez de exprimir a sus cooperativistas Dcoop tuviera que financiarse en el mercado bancario, debería afrontar unos gastos que mermarían fuertemente su cuenta de resultados. Ésta ya es de por sí muy raquítica, pues según el balance de 2017, con unas ventas de 1.080 millones ha logrado un beneficio de 3,7 millones.

Todo ello revela que Dcoop sigue la práctica de financiarse a costa de sus socios. Éstos, además, se han convertido en avalistas forzosos de sus deudas bancarias. Así, en caso de un posible impago, los intermediarios financieros se dirigirían contra los propios cooperativistas.