Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Antonio Luque, presidente de la cooperativa alimentaria Dcoop, en uno de sus almacenes / FOTOMONTAJE DE CG

Dcoop compra el 20% de la estadounidense Bell-Carter, impulsora del arancel a la aceituna española

La cooperativa andaluza maniobra para cuadruplicar sus exportaciones a EEUU con producto procedente de Portugal y Marruecos

2 min

Dcoop, principal grupo productor de aceite de oliva en España, y su socio marroquí Devico se han hecho con el 20% del grupo familiar californiano Bell-Carter, una de las dos empresas que han promovido el arancel del 34,7% a la aceituna negra española en EEUU.

Bell-Carter junto a Muscoy son las empresas que denunciaron en 2017 que los precios injustamente bajos de la aceituna española perjudicaban al sector estadounidense, por lo que ha sorprendido el movimiento de Dcoop, según ha avanzado El Confidencial.

De 7 a 30 millones de kilos

Dcoop y Devico ya controlan el 50% de la envasadora estadounidense de aceite Pompeian, líder de ventas de virgen extra en EEUU, con una cuota de mercado del 13%. Además, Dcoop tiene una comercializadora en el país americano, Acorsa USA, que se integrará en la nueva estructura.

Con los nuevos movimientos, la cooperativa andaluza prevé pasar de los 7 millones de kilos de aceitunas que exporta actualmente (4 millones de negra y 3 de verde) a más de 30 millones. Así, Dcoop suministrará a Bell-Carter la mitad de todas las aceitunas que vende la empresa estadounidense.

Suministro desde Portugal y Marruecos

Una de las figuras clave para realizar la operación --que se espera que en el futuro implique aumentar la participación hasta el 50% de Bell-Carter-- ha sido José Luis de Prado, vicepresidente de Dcoop y dueño de un gran grupo aceitunero con importantes olivares en Portugal.

Con la nueva estructura, Dcoop y Devico suministrarán aceitunas desde España (en este caso, verde y negra a granel, no afectada por el arancel), Portugal y Marruecos. Estos dos últimos países --junto a Egipto, Grecia y Túnez-- son los más beneficiados del arancel impuesto a la aceituna negra española, y que ha generado una caída de las exportaciones de en torno al 40% (especialmente para empresas como Ángel Camacho, Aceitunas Guadalquivir y Agro Sevilla), según datos de la patronal aceitunera española Asemesa.