Menú Buscar
Antonio Luque, presidente de la aceitera Dcoop / CG

Dcoop, la aceitera que menos paga a sus olivareros

La compañía ha abonado 2,82 euros por kilo en la campaña 2017/2018, un 22% menos

03.01.2019 00:00 h.
3 min

Las prácticas empresariales de la aceitera Dcoop son cuanto menos cuestionables. Entre otras innumerables irregularidades, en los últimos meses se ha verificado que vende a pérdidas, hincha los beneficios mediante artificios contables y financia sus actividades a costa de sus cooperativistas. Además, en la campaña 2017/2018 resulta ser la compañía que menos paga a los cooperativistas que le suministran el producto.

Crónica Global ha tenido acceso a las tablas retributivas del último año. Revelan que el gigante aceitero abonó un promedio de 2,82 euros por kilogramo, contra los 3,6 euros del año anterior. Es decir, en un solo ejercicio ha recortado los abonos un 22%.

Dcoop, la más tacaña

La rebaja ha sido generalizada en el sector, pues las principales empresas y cooperativas han seguido el mismo camino. Pero la poda de Dcoop bate todos los récords, pues ninguna entidad ha llegado a semejantes extremos. Por ejemplo, Jaéncoop, la segunda menos generosa, retribuyó a sus proveedores de aceituna con 2,92 euros por kilo. Interóleo rebasó limpiamente los 3 euros, con un promedio de 3,05 euros por kilo. Subbética llegó a los 3,15 euros. Todas ellas rebanaron los precios, como consecuencia de una guerra sorda cuyos principales protagonistas son los especuladores.

Dcoop es la compañía número uno del sector por volumen de ventas, con más de mil millones de euros anuales. Su crecimiento ha sido exponencial los últimos años, pero a base de reventar el sector con unos precios de derribo. De hecho, son tan bajos que la compañía incurre con frecuencia en prácticas de dumping o venta a pérdida.

Consumidores desorientados

Estas prácticas irregulares las ha trasladado al mercado de Estados Unidos, uno de los que mayores crecimientos experimenta. En dicho país el aceite de oliva está considerado un producto casi premium. Pero el desplome de los precios de venta de Dcoop ha desconcertado a los consumidores y ha ocasionado que, en vez de aumentar las ventas de Dcoop, se hayan desmoronado un 1,7% durante el año recién finido.

La empresa destina al exigente mercado estadounidense sus sobrantes de temporadas pasadas, es decir, aceite viejo que ya no tiene salida en España o Italia. Semejante actuación está acarreando perjuicios al sector entero, pues en el mercado cunde la impresión de que el aceite de oliva no es de mejor categoría que otras grasas de peor calidad. Dcoop vende en EEUU por medio de la empresa Pompeian, de la que controla un 50%. Comercializa marca propia y también enseñas de terceros o marca de distribuidor.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información