Menú Buscar
La cooperativa Dcoop y su marca de aceita Pompeian, que vende en EEUU / FOTOMONTAJE DE CG

La industria del aceite teme que los bajos precios de Dcoop en EEUU desencadenen nuevos aranceles

Los estadounidenses ya han elevado la protección de la aceituna de mesa española imponiendo más barreras de acceso a su mercado

15.06.2018 00:00 h.
5 min

El temor que hay entre los productores de aceituna de mesa españoles por lo nuevos aranceles impuestos para comercializar sus productos en Estados Unidos, que han subido del 21,7% al 34,7% y prácticamente les ha expulsado de ese mercado, se está extendiendo al conjunto de los aceiteros españoles.

Según las informaciones recogidas en el sector oleícola español, las operaciones que desarrolla en el mercado estadounidense la cooperativa Dcoop, la mayor del sector del aceite en España, a la que se le atribuye por varios agentes una estrategia de bajada continuada de precios para incrementar su posición en el mercado, está generando un fuerte rechazo entre los productores americanos, lo que puede impulsar la petición de medidas protectoras por parte del gobierno de Donald Trump.

California, productora

La producción de aceite de oliva en Estados Unidos se concentra casi exclusivamente en California y apenas supera las 15.000 toneladas. La demanda, sin embargo, se sitúa en torno a las 300.000 toneladas.

La andaluza Dcoop, a través de la marca Pompeian, que comparte con otra empresa, está desarrollando una agresiva campaña de expansión con una política de precios bajos, sobre todo en grandes áreas comerciales. Los precios medios del aceite de Pompeian están un 40% por debajo de otras marcas de multinacionales aceiteras y hasta casi un 100% por debajo del precio de los aceiteros californianos.

Perjuicios colectivos

Si continúa este diferencial de precios, los aceiteros españoles, que tienen en EEUU su principal cliente exterior, temen que acaben imponiéndose medidas proteccionistas en ese mercado. De suceder así, los perjuicios no se limitarían –explican— sólo a quienes han optado por esas prácticas, sino que afectarían al conjunto de la industria aceitera española.

Las fuentes del sector oleícola español consultadas no entienden la necesidad de recurrir a estas “prácticas de banalización de los precios del aceite de oliva” en territorio americano, teniendo en cuenta el potencial de crecimiento del mercado y la rentabilidad obtenida por precios hasta ahora.

Críticas internas a la divulgación de la estrategia

Según aseguran de manera reservada las citadas fuentes, intereses comerciales particulares de un operador como Dcoop están perjudicando sin necesidad alguna al resto del sector. De hecho, las informaciones divulgadas por este medio con respecto a la polémica que se vive entre los productores han producido una convulsión interna dentro del gigante cooperativo y multisectorial.

Sus directivos han lanzado una circular interna para contrarrestar la información que sitúa al grupo cooperativo y a su presidente, Antonio Luque, en la estrategia que afecta a los precios del producto. “Dcoop está envasando cada vez más en mercados como el estadounidense con su marca participada Pompeian, superando cada vez más a sus competidoras como Bertolli, algo que está poniendo nervioso a Deoleo que ha venido a sugerir que se impondrán aranceles, dejando caer que si esto ocurre será porque estamos vendiendo aceite a 16 dólares el litro”.

En su defensa interna, Dcoop no sólo insinúa que las quejas en el sector proceden de su competencia, sino que niega la existencia de una táctica para reunir a los productores bajo su manto. “Se afirma –señala la circular emitida– que lo hace [forzar la bajada de precio] porque así las cooperativas tienen que unirse al grupo. La adhesión a Dcoop es voluntaria y libre por lo que esto es falso”. Su comunicado califica las noticias publicadas sobre la artificial manipulación de los precios del aceite en dos medios españoles de “falsas”.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información