Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
David Madí, con una ambulancia de la UTE de Egara en Andorra / CG

Lío en Ambulancias Egara por el fichaje de una familiar del hombre de Madí

Polémica por la gestión de Fermí Ferran en la histórica transportista y contratista del CatSalut: estalla un conflicto laboral y se cuestiona la expansión

9 min

¿Qué pasa en Ambulancias Egara? El enchufe de una familiar del hombre de David Madí en la histórica transportista sanitaria, también contratista del Servicio Catalán de Salud (CatSalut) ha incendiado al sector sanitario. La colocación de la profesional, ligada a Fermí Ferran, directivo que llegó de la mano de Madí en Egara, se suma a una gestión que se cuestiona desde diversos ámbitos. 

Los hechos primero. Ambulancias Egara, contratista de dos lotes del macrocontrato de ambulancias de Cataluña, está perdiendo los contratos de algunas mutuas privadas. ¿Cuáles? El gigante Egarsat, por un lado, y parte de los servicios de MC Mutual, por el otro. En otras palabras: la firma antaño familiar vive con suerte dispar su singladura en el sector privado. 

Familia del hombre de Madí

Ello es habitual en las compañías que pugnan por encargos sanitarios, sean éstos públicos o privados. El hecho diferencial estriba en que en uno de los casos, explican fuentes sindicales, la gestión de los hombres de David Madí en Egara --además de Fermí Ferran, ex jefe de seguridad de Cirsa, el empresario independentista confió en el ex del FC Barcelona Álex García-Gascón, como explicó este medio-- ha levantado polvareda. 

David Madí, presidente de Companyia General d’Aigües de Catalunya / CG
David Madí, ahora presidente de Companyia General d’Aigües de Catalunya / CG

Ferran habría colocado a su cuñada, Catalina Gómez, al frente de la base de Egara en Montcada i Reixac (Barcelona). Esta plataforma, con unos 20 trabajadores, es precisamente la que servía a las mutuas privadas, y ahora, con la pérdida de contratos, ha quedado tocada. A la transportista solo le tocaba pasar los datos a la nueva adjudicataria para que subrogase el personal. Pero lo ha hecho mal, la plantilla sigue sin subrogarse, y al menos un empleado ha buscado la vía judicial. 

"Defectos de forma"

La fallida subrogación, con "defectos de forma" según la parte social, está impidiendo la transición en Montcada. Más importante, fuentes del sector recuerdan que la pérdida de contratos privados --todo Egarsat y dos de tres lotes en MC Mutual-- es "significativa de la gestión de Fermí Ferran en una empresa histórica". 

"Ambulancias Egara era una empresa familiar levantada a pulso por la familia Simón en Terrassa. La llegada de personas de la órbita de David Madí, con Fermí Ferran al frente, ha noqueado a la empresa", se quejan otras fuentes del sector. Para justificarlo citan el descalabro en los contratos privados --compensados en parte por acuerdos en el Hospital de Bellvitge y el Aeropuerto de El Prat--, pero también por el plan de expansión dudoso. 

Problemas en Aragón...

Dudoso porque Egara se embarcó en una entrada a territorios vecinos que ha terminado en conflicto. En Aragón, la catalana se asoció con Ambulancias Maiz para operar el transporte sanitario no urgente y programado en 2020. Pues bien, esa unión temporal de empresas (UTE) ha colapsado y los dos socios están en guerra, con acusaciones cruzadas y con el intento de un socio de engullir al otro, explicó Crónica Global

No es algo nuevo, recuerdan desde el sector, pues Egara ya absorbió a Ambulancias Lafuente tras presentarse juntas al macroconcurso de transporte sanitario de Cataluña en 2015. La historia, dicen, algo que Fermí Ferran niega en persona, se repite en Aragón: un socio canibaliza al otro. Con una diferencia. "El Gobierno de Aragón no traga y ya no confía en Egara. Fíjate que a principios de 2022 hubo una huelga en el transporte sanitario urgente y la Administración pasó de Egara para pedir ambulancias de refuerzo a Maiz. No confían en ellos pese a que son sus contratistas". 

Una acción preventiva de Ambulancias Egara en el aeropuerto de Lleida-Alguaire / TWITTER
Una acción preventiva de Ambulancias Egara en el aeropuerto de Lleida-Alguaire / TWITTER

...y Andorra comienza con mal pie

En paralelo a ello, Egara metió el pie en Andorra en 2021 por medio de Andorra de Transports Sanitari (ATS) en coalición con Valira y Carlemany. En mayo, la UTE informó de que la prestación comenzaría con retraso por la crisis de suministros, que impedía recibir los vehículos sanitarios a tiempo, informó Andorra Difusió. Ahora, el contrato se iniciará en septiembre, siendo el contratista actual quien debe cargar con el peso de la transición. 

Antes, Egara junto con Valira y Carlemany habían iniciado acciones judiciales contra el Servei Andorrà d'Atenció Sanitària (SAAS) por las dos adjudicaciones anteriores, una de ellas desierta y otra ganada por una alianza entre la pirenaica SAS y la andaluza SSG. 

Gestión dudosa

Desde el sector sanitario se atribuye la zozobra de Egara en Montcada, Aragón y Andorra a un hecho concreto. "La gestión errática de Fermí Ferran". El ex de Cirsa y ahora administrador de la firma familiar "desconoce" la industria y habría virado el grupo hasta las polémicas posiciones actuales. "Cuando antes Egara era una empresa solvente con un currículum impecable ante las administraciones". 

Ello ya no es así y, al menos en un caso (Aragón) y un un lote catalán (Ebro-Tarragona) se acumulan los pulsos y expedientes incoados por la administración. Descontando el controvertido inicio en Andorra y la política de fichajes, que ha pasado por García-Gascón, un hombre del sector de la seguridad y no del sector sanitario y, ahora, el de Catalina Gómez, cuñada del hombre de Madí. 

'Caso Dya'

Subyace todo ello a otra polémica que discurre paralela. El caso DYA, en el que la justicia vasca investiga el presunto saqueo de la oenegé de ayuda en carretera por el ex jefe de la DYA en Vizcaya y exdirector de Emergencias del Gobierno vasco: Fernando Izagirre. El ex alto cargo está investigado de administración desleal y delitos societarios por el supuesto vaciado de la organización filantrópica. 

Fernando Izagirre cuando era presidente de la DYA
Fernando Izagirre cuando era presidente de la DYA / EFE

El caso tiene una pata catalana, pues parte de los delitos se podrían haber cometido en Can Padró, un recinto de formación en emergencias que gestionó Izagirre y en el que el directivo confluyó en el tiempo con Egara. El Triangle informó en su momento de que Egara había comprado el recinto, aunque fuentes cercanas lo han desmentido. Lo factual es que Izagirre se acercó a Egara en su etapa en Cataluña, región en la que trató de crear un gran grupo vasco-catalán de emergencias. Terminó en fracaso, hasta ahora. 

Esta noticia se ha elaborado sin la versión de Ambulancias Egara, que no ha contestado a las preguntas de este medio.