Menú Buscar
Presentación de los resultados de un año de investigación de nuevos sistemas de pago en el Innovation Hub de Barcelona / CG

David Alonso (Samsung): "Es más seguro pagar con el móvil que con la tarjeta de crédito"

El ejecutivo señala que España es uno de los países más seguros en proteger los datos personales y pide que se deje elegir al usuario ante los avances tecnológicos

24.01.2019 00:00 h.
9 min

David Alonso es, desde hace algo más de seis años, el director de la división comercial de Samsung. Es la cara visible de la primera compañía del mundo en electrónica de consumo en el proyecto del Payment Innovation Hub de Barcelona, un grupo de trabajo que aúna los intereses de varios actores para investigar y desarrollar los nuevos métodos de pago del futuro. Los herederos del contactless, el primer impacto de la digitalización más reciente que ha incidido en la forma de consumir de los usuarios.

¿Cómo se pagará de aquí a cinco años vista?

Es muy complejo decirlo porque cambia casi mes a mes. Ahora estamos inmersos en el uso del móvil --que crece a tres dígitos y va a ser muy importante en el futuro-- y los llamados pagos invisibles, pero hay muchas otras fórmulas que ni siquiera se nos han pasado por la cabeza. Lo importante es ver cómo se usan y si le aporta valor al usuario. Hay veces que quiere ser consciente del pago y debemos propiciar que así sea, mientras que en otras resulta una parte casi traumática y se requieren modelos que, por ejemplo, eviten las colas.

¿Se ha superado el contactless?

En cuanto a las tarjetas de plástico, se deberá ver cuál es su evolución. Todo va muy rápido y el grado de adopción del pago móvil es muy alto.

David Alonso Nieto, director de B2B de Samsung / CG

David Alonso Nieto, director de la división comercial de Samsung / CG

¿Qué papel jugará Samsung en este nuevo panorma?

No trabajamos solo en el segmento de pagos móviles; también dedicamos muchos esfuerzos a la seguridad, a la inteligencia artificial o a la identificación biométrica. Si vamos a pagar sin ningún dispositivo personal, necesitaremos otro que nos identifique ya sea por el iris o por la huella dactilar, por ejemplo.

¿Vais a apostar fuerte en este sector?

Sí, y ya lo hacemos. Nuestros mayores han anunciado hace poco que una de las tecnologías en las que Samsung ve más futuro es la inteligencia artificial. En general, queremos tener presencia en todo lo que implique una transformación de nuestra vida. En pagos, también.

¿El gran reto es la seguridad?

Creo que ahora mismo tenemos suficientes formas de identificar a un usuario de forma segura.

¿Cómo?

Creo que la identificación biométrica resulta un gran paso adelante. Usamos determinados parámetros biológicos que son únicos, como la huella dactilar o el iris. Lo son incluso entre hermanos gemelos, donde el reconocimiento facial es complejo.

Este es el típico caso de estudio de cómo se puede actuar de forma fraudulenta.

Exacto. Aunque en este debate se debe tener en cuenta que la seguridad es, al final, una cuestión de percepción. De cómo lo ve el usuario más allá de las garantías que ofrezca. Hoy en día, por ejemplo, es más seguro pagar con el móvil que con una tarjeta de crédito.

¿Por qué?

Dispones de la identificación biométrica que no puedes usar en una tarjeta. Con tu plástico y tu pin, yo puedo pagar. Pero con tu móvil ya no, porque no dispongo de tu iris o de tu huella dactilar. Resulta mucho más seguro, pero hay mucha gente que aún no lo sabe o no lo percibe de este modo.

La experiencia del 'Grab and Pay' en el Payment Innovation Hub de Barcelona / CG

La experiencia de los llamados 'pagos invisibles' en el Payment Innovation Hub de Barcelona / CG

¿Hay alguna forma de conseguir un pago 100% seguro?

La única forma para evitar el fraude es no hacer nada, y no va a pasar. Siempre va a existir algún porcentaje de fraude. Lo que debemos hacer es trabajar para intentar minimizarlo y conseguir que el usuario perciba que es seguro. Como mínimo, igual que otros métodos.

¿Resulta más complejo que no exista un estándar?

Creo que abusamos mucho de la palabra estandarización. Nos encontramos en una fase de expansión del sistema del pago móvil. Es aquí donde deben surgir diferentes actores, como los bancos, que ofrezcan soluciones. Algunas competirán y otras cooperarán. Lo único común es que todos queremos que los usuarios incrementen su uso. Cuando esto ocurra, entraremos en la etapa de la concentración.

¿Cuándo prevéis que ocurra?

No lo sabemos, aunque es posible que en dos o tres años esté bastante consolidado. Veremos que determinadas formas de pago desaparecerán por falta de uso y se quedarán las más populares, las que ofrezcan más ventajas al usuario.

¿Desaparecerá el dinero en efectivo?

Ahora es difícil. Si nos circunscribimos al caso español, existe una brecha tecnológica muy importante entre los entornos rurales y los urbanos. Uno de los retos es el de hacer llegar la innovación a poblaciones más pequeñas.

David Alonso Nieto en la entrevista con Crónica Global / CG

David Alonso, de Samsung, en la entrevista con Crónica Global / CG

¿Cuál es el papel de los reguladores? ¿Van a suponer un freno a la innovación?

La tecnología va a una velocidad bastante mayor que la de la regulación. Lo que antes ocurría es que surgía una innovación, se usaba y se creaba una norma, pero ahora se intentan avanzar los plazos y resulta difícil. Al final, lo que deben hacer los reguladores es velar por los intereses del consumidor y protegerlos. Y uno de ellos es que el consumidor tenga la capacidad de elegir qué servicios quiere usar de manera segura.

¿Qué ocurrirá con los datos personales o biométricos? ¿Se compartirán como ocurre con los números de móvil?

Hablamos de datos personales y de privacidad, donde algunas cuestiones están muy protegidas como el carné de identidad. Además, lo hacemos desde Europa, uno de los entornos donde la regulación es más fuerte y restrictiva a favor del usuario.

En EEUU hay otra percepción ciudadana.

Sí. En Europa resultaría muy difícil, y en España es casi imposible, que se den casos de robo de personalidad. Y esto, sin embargo, está casi al orden del día en EEUU. Creo que en este sentido, y con todas las precauciones posibles, podemos estar tranquilos.

¿Es el gran reto actual?

Es uno de los factores que se deben tener en cuenta. Está muy bien que los avances tecnológicos mejoren la calidad de vida del usuario, pero siempre se deben dar en un entorno seguro en el que se proteja la privacidad y la seguridad personal. Y que el usuario pueda elegir. Esta es la base.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información