Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter / EP

Dancausa: “Es momento de arrimar el hombro, no de criticar al Gobierno”

La entidad financiera tomará una decisión sobre el dividendo en octubre y su alta dirección no cobrará el bonus al no poder alcanzar los objetivos

4 min

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, ha declinado valorar la gestión por parte del Gobierno de la crisis del coronavirus y ha apostado por centrarse en luchar contra la pandemia. “Ahora no es momento para las críticas, sino para trabajar todos unidos, arrimar el hombro y tratar de superar la pandemia”.

A comienzos de año, cuando el Ejecutivo acababa de echar a andar y había anunciado sus primeras medidas, Dancausa señaló que sus primeros pasos le generaban “inquietud”. “Lo que yo piense ahora sobre el Gobierno no es importante. Y además, tampoco ha tenido mucho tiempo para actuar porque se le ha venido la crisis encima”, ha apuntado ahora la ejecutiva.

Dividendo en el aire

Tras la presentación de los resultados trimestrales de Bankinter, Dancausa, que ha comparecido ante los medios de comunicación por vía telemática, ha apuntado que será en octubre cuando tome una decisión definitiva sobre el dividendo, que por ahora ha quedado en suspenso. Además, el banco no ha realizado una comunicación acerca del bonus de la alta dirección porque no será abonado. “No vamos a poder cumplir los objetivos a los que se referencia el variable”, ha explicado la consejera delegada, precisamente una de las afectadas por esta circunstancias.

Las cuentas de la entidad en los tres primeros meses se han visto ya marcadas por las provisiones con vistas a afrontar los riesgos de la pandemia. El director financiero de Bankiner, Jacobo Ruiz, ha avanzado las cuentas del segundo trimestre ya recogerán en profundidad los efectos de la crisis. Sus estimaciones apuntan a que las provisiones del banco estarán entre 50 y 70 puntos básicos del coste de riesgo de la entidad.

Banca, dique de contención

No obstante, Dancausa ha asegurado que, ahora más que nunca, Bankinter ahondará en su política de no dar previsiones. “Preferimos trabajar sobre el terreno porque por lo menos hasta junio no tendremos una visión clara de la magnitud de la crisis. Ahora mismo no se sabe nada, ni cuándo acabará el estado de alarma, ni qué medidas adicionales se van a tomar”.

La consejera delegada Bankinter ha puesto en valor el papel de la banca en entorno al entender que “es el último dique de contención de la crisis; a nosotros nos llega el problema del desempleo, las empresas que no pueden sobrevivir… y en este momento la banca tiene que responder porque es lo que la sociedad necesita”.

En este sentido, la reputación de la banca pasa a un segundo plano. “Tampoco vemos que esté mejorando mucho”, ha apuntado Dancausa, quien ha incidido en el hecho de que los medios de comunicación no están destacando en estos días la labor de los empleados de banca, “que también está saliendo a la calle y está poniendo en riesgo su salud para dar servicio a los ciudadanos”.