Menú Buscar
María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter

Dancausa (Bankinter) reta a Sánchez: no se atreverá a aplicar el impuesto a la banca

La consejera delegada critica que se trate a todos los bancos por igual, hayan o no recibido ayudas

27.07.2018 00:00 h.
6 min

María Dolores Dancausa, la consejera delegada de Bankinter, no quiso dejar pasar ni un minuto durante su comparecencia ante los medios --presentaba los resultados de la entidad hasta junio de 2018-- para arremeter contra el impuesto a la banca anunciado por el Gobierno.

“Siempre se acude a los bancos, el mejor sitio para buscar el dinero cuando se trata de aumentar las cargas impositivas”, afirma de entrada, antes de comentar los ejes por los que Bankinter alcanzaba unas ganancias de 262 millones y un beneficio antes de impuestos de 358 millones. Unos crecimientos del 8,4% y del 7,9%, respectivamente.

Carga contra el impuesto

Ya en la ronda de preguntas, Dancausa prosiguió despachándose a gusto contra un impuesto que duda de que vaya a aplicarse. “Es tan injusto que no van a ser capaces de hacerlo”, retaba al Gobierno la responsable de Bankinter.

En su crítica a la posible aplicación de la tasa, Dancausa echaba por tierra el argumento utilizado sobre que la imposición se derivara de una contraprestación por el rescate financiero de 2012. “Es una simplificación errónea. No se rescató a la banca sino a los depositantes que se vieron perjudicados por gestores que lo hicieron mal”, explicaba.

No al 'café para todos' porque "no somos iguales"

En ese sentido, recordaba Dancausa cómo en Bankinter “no hemos recibido ni un euro de ayudas, ni tenemos activos fiscales, ni hemos comprado nada ni nos hemos fusionado con nadie. Seguimos independientes y autónomos. En cambio, hemos aportado lo nuestro, lo que nos correspondía, al Fondo de Garantía de Depósitos o a la Sareb”, argumentaba. “No todos los bancos somos iguales y por eso cuestiono el café con leche para todos”, añadía.

No quedaba aquí la cosa. Si bien reconocía Dancausa que “si nos imponen el impuesto tendremos que pagarlo”, también criticaba la desventaja que supone que se penalice a un sector y no a otros, que “también tienen cuentas de resultados muy saneadas”.

Diálogo con Sánchez

Sobre el asunto, la consejera delegada de Bankinter recordaba cómo, antes de acceder a la presidencia del Gobierno, mantuvo un diálogo al respecto con Pedro Sánchez. “Le trasladé mi opinión y le pedí que, llegado el caso, nos permitiera opinar. Y de momento no hemos tenido ocasión de hacerlo”, comentaba.

Al margen del polémico potencial impuesto a la banca, Dancausa, en su repaso a los números de Bankinter hasta junio, solo reconocía un pequeño lunar. El de los reveses judiciales que pudieran derivarse de las sentencias contrarias a la entidad en la aplicación de las hipotecas multidivisa, sobre las que, aprovechando los mayores ingresos, “hemos optado por dotar de más provisiones”.

Mezquindad de notarios y abogados 

“Estamos muy tranquilos, defendiendo uno a uno cada caso, pero hemos visto que algunas de las últimas sentencias van en nuestra contra”, reconocía Dancausa, quien no se resignaba a comentar la mezquindad de algunos notarios que, tras haber dado fe de decenas de estas hipotecas, “ahora nos han demandado por haber contratado una de ellas”. También ha tenido parabras para algunos abogados “que cambian de bando para ganar más dinero litigando contra el banco”.

En esa mayor dotación de provisiones por las multidivisa, Bankinter también está teniendo en cuenta “la diversidad de criterios que están siguiendo los jueces en unos u otros sitios”, se quejaba la consejera de la entidad. “De todas formas queda mucho recorrido. Primero, la Audiencia Provincial y, después, el Supremo”, zanjaba Dancausa.

Compra de EVO y estabilidad en Cataluña

Sobre las negociaciones que Bankinter mantiene con EVO de cara a una posible operación corporativa, la consejera delegada reconocía que, en ningún caso, pretenden comprar en bloque la entidad. “Solo aquellos negocios que nos puedan interesar”, añadía.

Respecto a cómo se percibe en Bankinter la situación en Cataluña, reconocía que “en 2017 hubo mucha tensión" y que ésta ya no es tanta. "La situación del negocio en Cataluña es absolutamente estable; de allí provienen el 15% de los ingresos del banco", explicaba. Y proseguía: "Estamos ante una comunidad pujante en la que tenemos 500 empleados que están consiguiendo buenos resultados en banca privada y en inversiones de empresas”.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información