Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Cajas con botellas de Cacaolat / EP

Damm se hace con el 100% de Cacaolat

La cervecera compra el 50% de las acciones de la popular marca catalana que controlaban los Daurella a través de Cobega

3 min

El grupo Damm ha alcanzado un acuerdo con Cobega para comprar su 50% de participación en Cacaolat. Mediante esta operación, la cervecera presidida por Demetrio Carceller se hará con el 100% de la popular marca de bebida chocolateada.

La compañía de alimentación controlaba desde 2011 la mitad del capital de Cacaolat. En aquel año, Damm y la embotelladora propiedad de Sol Daurella adquirió la marca Cacaolat, que había entrado en concurso de acreedores por la caída de todas las firmas de su entonces propietario, la familia Ruíz Mateo, a través de Nueva Rumasa 2. La inversión total de la compra ascendió a más de 130 millones de euros, de los que 75 correspondieron al importe pagado a la administración concursal. El paquete de activos que se adquirió en la liquidación incluía también a la plantilla y la factoría de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona). 

Pérdidas en 2018 y 2019

La operación de Damm llega tras los malos resultados cosechados por la marca en 2018 y 2019 --la empresa todavía no ha presentado su balance del año 2020--. En 2019, las ventas del grupo bajaron de 61,8 a 59 millones, tras siete ejercicios seguidos al alza.

Este recorte de la facturación dejó un saldo negativo en el resultado de explotación de 260.000 euros, 1,3 millones menos que en 2018. Para darle la vuelta a esta situación, la empresa impulsa actualmente un plan estratégico bajo el liderazgo de Josep Barbena, director general de la compañía desde 2019. Sustituyó en el cargo a un histórico de Damm, Enric Crous

Expansión internacional

Cacaolat emplea a 170 personas y distribuye sus productos en 17 países distintos. En su catálogo destacan marcas icónicas como Cacaolat y Letona, aunque la empresa también ha desarrollado otros batidos como Cacaolat 0%, Cacaolat sin lactosa y Cacaolat Mocca con el objetivo de adaptarse a las nuevas demandas del mercado.

Por otro lado, la compañía reformó en octubre de 2013 su centro de producción de Santa Coloma para modernizar sus instalaciones y adecuarse a los máximos estándares de calidad y seguridad alimentaria.