Menú Buscar
Un concesionario de Dacia en Barcelona / EFE

Dacia, el automóvil 'low cost' al que le cuesta arrancar

La marca rumana filial de Renault tuvo su auge de ventas en la crisis, pero sus bajas prestaciones en seguridad y su diseño le dejan muy lejos de otras firmas

15.01.2018 00:00 h.
3 min

La automovilística Dacia, filial de Renault desde 1999, no termina de arrancar en España. Su mejor época de ventas se produjo con la crisis económica, ante la necesidad de los usuarios de adquirir un coche de bajo precio.

Ninguno de sus modelos se encuentra entre las principales preferencias de los españoles a pesar de su coste. El primer ejemplar de la marca en ventas es el Sandero, que con un precio aproximado de 6.500 euros fue el décimo auto más vendido en España en 2017, según las estadísticas de Faconauto

Se sitúa muy lejos de competidores del mismo estilo de otras marcas. Es el caso del Seat León y el Seat Ibiza --que son los dos más vendidos--, el Volkswagen Polo y el Golf y el Citroën C4, entre otros. 

La seguridad, un dilema

De momento, los Dacia no atraen al consumidor español. Los clientes priman el diseño y, sobre todo, la seguridad. Y eso la firma rumana lo cumple a medias.

Como confirman las pruebas de seguridad de Euroncap, el todocamino de Dacia, el Duster, logró una puntuación de tres sobre cinco. Competidores como el Seat Arona, el Hyundai Kona y el Citroën C3 Aircross lograron mejores resultados, por lo que el Duster es "objetivamente menos seguro", según la evaluación del programa europeo.

Prueba de seguridad del Dacia

La firma con sede en Mioveni (Rumanía) ha apostado por ahorrar costes en seguridad para lograr precios más competitivos. No incorpora la última tecnología, sino la penúltima. Si su precio fuese más elevado, tal vez estarían mejor acabados y serían más seguros y eficientes. Pero de momento, esa es la filosofía de la marca y por la que apuesta Renault con su filial.

El paso al coche eléctrico, ralentizado

El paso hacia el coche eléctrico parece lejano para Dacia por el alto coste de producción que supondría. Según su jefe comercial, Hakim Bouthera, la marca "trabaja en incorporarse a nuevos mercados". Tal vez su momento llegue en dos años, cuando baje el precio de las baterías y entren en vigor las nuevas normas en emisiones.

Queda por saber también en qué segmento se incluirá la primera propuesta de Dacia en el sector. Lo que sí que está claro es que la empresa continuará apostando por sus low cost.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información