Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Papel rasgado y Bitcoins

Cultta revoluciona la forma de aprender sobre crypto y blockchain

Invertir en monedas virtuales exige un conocimiento previo si se quieren conseguir ganancias y minimizar los riesgos

5 min

Las criptomonedas se han convertido para algunos en una jugosa fuente de ganancias. Según un informe elaborado por el Banco de España, solo en 2021 sus transacciones en nuestro país superaron los 60.000 millones de euros (unos 1.275 euros per cápita). Lejos de ser una excepción, esta tendencia se manifiesta en un contexto europeo. De hecho, España solo representó el 10% del volumen total de transacciones de la eurozona durante dicho período. Actualmente, Europa es la meca de este segmento, con más del 25% del comercio mundial, equivalente a unos 845.000 millones de euros anuales, superando incluso a Norteamérica, que está en el 18%.

Sin embargo, a pesar del imparable crecimiento de la industria de las criptomonedas, su relevancia aún persiste en cierta oscuridad. No solo porque existen limitaciones para estimar con precisión su alcance en términos de número de usuarios o volumen de acciones. Lo mismo ocurre cuando se trata de capacitación y adquisición de experiencia en dicho mercado.

Blockchain y criptomonedas: un área prometedora pero cerrada

El campo de las criptomonedas y todas las profesiones relacionadas con los modelos financieros de nuevas tecnologías son relativamente jóvenes. A pesar de su notable tendencia alcista y de convertirse en una de las áreas de inversión más prometedoras a nivel mundial, aún es difícil adquirir conocimientos sobre el tema. Por desgracia, cada vez son más los usuarios que se interesan por un segmento que todavía está muy cerrado. Sin embargo, a medida que la integración de estas tecnologías se integra más profundamente en los hábitos de consumo, el problema disminuye gradualmente.

Aunque la información sobre el campo está comenzando a hacerse más pública, todavía es parte de un ecosistema bastante desordenado. El principal problema es la falta de itinerarios que se adapten a las necesidades del usuario, o bien, si no se ajustan a las necesidades del entorno actual, existen ofertas sesgadas o inadecuadas. De ahí nació Cultta, un programa dedicado a capacitar al público que quiere adquirir conocimientos que todavía están prohibidos en general, o al menos son difíciles de encontrar.

Una plataforma donde aprender sobre las tecnologías financieras digitales

El 26 de julio se inaugurará oficialmente con una actuación en directo, donde se darán cita todos los influencers y equipo de expertos implicados en el proyecto: @yerayzurita, @jorgecryptomatic, @antoniohdezvcs, @crypto.willy, @juegosnft, @cryptovalencia, @davidkryptos, @cryptospain, @sergiopssbtc, @the_gossip_banker_, @cryptoborh, @vicente.eth y @focus.inmetaverse.

La plataforma ha sido configurada para democratizar toda la información técnica disponible sobre criptomonedas, tecnología blockchain o NFTs. Además, sus programas de formación son impartidos por profesionales en la materia, que ofrecen a los alumnos cursos prácticos y teóricos con ampliaciones en formato vídeo, en streaming o con debate.

Accesibilidad y actualización constante

Fundamentalmente, su contribución a la industria radica en la accesibilidad. Cultta tiene como objetivo apoyar a todos aquellos que deseen adquirir conocimientos técnicos en el campo de las finanzas digitales. Los conocimientos de partida no son importantes ya que Cultta tiene diferentes vías de formación en función del nivel de cada alumno. Su entorno está preparado para satisfacer las necesidades de usuarios expertos, principiantes y startups.

Estructura de formación modular basada en instructivos, aquellos con perfiles más novatos pueden acceder al mundo de las criptomonedas y blockchain para obtener una base sólida y sobresalir en una profesión particularmente compleja, en parte debido a su base técnica e innovadora.
Cultta funciona a través de un sistema de membresía que permite acceder a información actualizada, porque el área destaca especialmente por ser muy volátil. El conocimiento o la tecnología se actualizan o incluso quedan obsoletos en un período de tiempo muy corto, por lo que el formato de membresía proporciona un programa de capacitación continuamente actualizado, para brindar a los usuarios una base sólida y efectiva. Sus cuotas reducidas han completado la democratización de todos los segmentos de la sociedad, independientemente de su nivel educativo o poder adquisitivo. Por otro lado, el hecho de integrar soluciones de e-learning aporta una interesante flexibilidad y autonomía a los alumnos que pueden marcar su propio ritmo de aprendizaje.

--

Contenido patrocinado