Menú Buscar
Oficina del Banco Sabadell, uno de los que tienen cuentas que devuelven dinero en función de los recibos.

Cuentas que devuelven dinero por domiciliar recibos

Los bancos combaten la baja retribución del ahorro con estrategias de vinculación de sus clientes a través de los servicios domésticos

Ignacio Recio
3 min

Las cuentas bancarias no se encuentran entre los productos financieros que destacan por el rendimiento de los ahorros. La decisión del BCE de bajar y mantener los tipos de interés hasta el 0%, ha generado que los márgenes comerciales de los bancos sean aún más bajos y que las retribuciones a sus clientes no superen el 0,20%.

Una de las iniciativas que emplean las entidades financieras para atraer a nuevos clientes y retener a los propios pasa por la domiciliación de los principales recibos domésticos (luz, agua, gas, telefonía), además de las cuotas de los colegios profesionales, seguros y otros servicios del hogar.

 

Del 1% al 3%

Para conseguir estos objetivos han lanzado una serie de cuentas, que sin ser de alta remuneración, comparten esta característica. Devuelven entre el 1% y 3% de los importes abonados en cada una de las facturas. Entre otras cosas, permite a los usuarios contener parte de la subida de las principales fuentes de energía para el hogar.

La aplicación de esta estrategia en las cuentas no es nueva, pero ahora se vincula a cuentas de ahorro, que también inciden en el incremento de su rentabilidad. La última respuesta del sector bancario procede del Santander, que ha confeccionado la Cuenta 1 2 3, que se presenta con bonificaciones de hasta el 3% por la domiciliación de los recibos domésticos. Está englobada en una propuesta más general que se comercializa bajo una rentabilidad del 3% para saldos de entre 3.000 y 15.000 euros.

Más vinculación

La Cuenta Expansión del Banco Sabadell es otro modelo que presenta estas características, con un retorno del 3% sobre las facturas vinculadas a la entidad. Aunque en este caso presenta una limitación de hasta 240 euros al año. La vinculación es más exigente porque requiere la domiciliación de la nómina, pensión u otros ingresos regulares.

El Banco Popular incluye en todas sus cuentas un plan de descuentos para ahorrar dinero en las facturas cotidianas: bonificaciones en luz, gas, móvil, combustible y otros gastos básicos derivados del hogar. Y que va desde el libre acceso a esta promoción para los jóvenes de entre 18 y 28 años, a la aportación de los ingresos relacionados con el trabajo, o en su defecto contar con una bolsa de ahorro superior a 60.000 euros para los clientes mayores. Esta propuesta queda completada con otras rebajas en los gastos derivados del consumo: viajes, hoteles, artículos de moda, restaurantes…

Las pioneras en esta ofensiva han sido las entidades online. En concreto, Oficina Directa ofrece la contratación de la Cuenta Corriente Premiun, que devuelve el 2% de todos los recibos domiciliados. Aunque para ello haya que aportar unos ingresos mínimos de 1.000 euros. Mientras que desde la Cuenta Nómina de Openbank se recupera el 1% de los gastos domésticos todos los meses.