Menú Buscar
Sede central de Gas Natural Fenosa, una de las principales firmas energéticas españolas / CG

Cuatro estrategias para rebajar la factura de la luz

Las tarifas eléctricas en España, pese a los últimos descensos, siguen siendo de las caras en la Unión Europea

Ignacio Recio
5 min

Los usuarios han tenido que afrontar, de nuevo durante el último mes, una nueva subida en su recibo de la luz. Porque en efecto, ha experimentado un alza del 1,3%. Son ya tres meses consecutivos en que se ha incrementado el consumo de esta energía para el hogar, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Pese a su encarecimiento durante este periodo, la primera mitad del año ha proporcionado un ligero respiro a los bolsillos de los consumidores. Con un abaratamiento del servicio eléctrico del 10,9%, como consecuencia del relajamiento de sus precios durante los cuatro primeros meses de este ejercicio.

A pesar de todo, las tarifas eléctricas en España siguen siendo una de las caras en la Unión Europea, según Eurostat, con una media de 23,7 euros por 100 kWh, casi tres euros más que en la UE. Las diferencias son más que notorias entre los socios comunitarios, desde las más expansivas en Dinamarca (30,4), Alemania (29,7) e Irlanda (25,4), a las más baratas que tienen los usuarios en Bulgaria (9,0), Hungría (11,5) y Malta (12,5).

Domiciliación de los recibos

Los consumidores españoles disponen de algunas estrategia para abaratar sus facturas. Una de las más seguras, aunque con menos incidencia pasa por contratar ciertas cuentas bancarias. Solamente por domiciliar los recibos permiten una devolución entre el 1% y 3% de su cuantía total. Afecta no solamente a la factura de la luz, sino de otras energías (gas, agua, etc.), y si bien es una cifra modesta la que se recupera, está abierta a todos los consumidores. Sin necesidad de variar la tarifa o implantar nuevas medidas de ahorro energético en  la vivienda.

La mayor parte de los bancos, sobre todo los más activos en internet, hace años que desarrollan una política de captación de clientela con estos contratos.

Agrupar las facturas energéticas 

Otra de las actuaciones de los consumidores para aligerar su gasto energético se basa en unificar sus facturas (gas y electricidad) en un solo formato. Se realiza a través del denominado contrato dual, con el que los suministradores tratan de fidelizar al cliente a través de unos precios más competitivos. El ahorro que puede conseguirse a través de este modelo de contratación llega hasta el 10% en el fijo de la luz. La ofrecen todas las grandes compañías de servicios, Gas Natural y Endesa incluidas.

La gestión del suministro eléctrico por Internet es una de las tácticas más eficaces para contener estos gastos. Sin necesidad de vinculaciones o cambios en la tarifa. Contratar la luz on line conlleva importantes descuentos en todas las modalidades del contrato, con un margen comercial de hasta el 10%. Con diferentes modelos en su aplicación, que van desde las bonificaciones directas que ofrecen Endesa e Iberdrola a sus principales tarifas, a una rebaja inicial que hace Gas Natural a los clientes que se decanten por este modelo de suscripción.

Concentrar el consumo

Buena parte de las estrategias utilizadas por los suministradores de esta energía se basan en limitar el consumo de la electricidad a determinadas franjas horarias, en función de las necesidades de los usuarios. Disponen de planes nocturnos, fines de semana, o incluso en las horas punta que presentan bonificaciones en sus precios muy agresivas que pueden alcanzar en algunos casos el 30% sobre su tarifa original.

El único requisito es centrar todas las operaciones domesticas en las horas contratadas. Si no fuera así, tendrían unas penalizaciones que anularían los efectos de estas ofertas. Se trata de un sistema muy adecuado para segundas viviendas, o incluso personas que pasan muy poco tiempo en su casa, con horarios laborales no muy frecuentes.

Destacadas en Business