Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dos niñas cantan un número en un sorteo de Lotería de Navidad, que este año permite a Hacienda llevarse algo menos / EP

¿Cuánto ‘le toca’ a Hacienda este año en la Lotería de Navidad?

A diferencia de 2018, solo los agraciados con el Gordo, el segundo premio y el tercero tienen la obligación de tributar; los ganadores del cuarto, quinto y otros premios inferiores quedan exentos

7 min

A Hacienda también le toca la Lotería en Navidad, al menos desde que en 2012 comenzara a implantar la obligación de tributar por los premios obtenidos, medida que se justificó entonces en la crisis económica. Hace siete años se fijó en un 20% de la cantidad total del premio como lo que se debía pagar al fisco, pero en los últimos años se han ido rebajando algunos supuestos y este 2019 la Agencia Tributaria se embolsará 13,6 millones de euros menos que en 2018, según calcula Gestha.

En esta ocasión, la Lotería Nacional repartirá en Navidad un total de 2.380 millones y los agraciados pagarán menos impuestos, ya que el importe exento se ha elevado en 2019 a partir de los 20.000 euros, cuando el año pasado era a partir de 10.000 y antes sobre la totalidad del premio. Pero ya fue contemplada esta nueva opción en los Presupuestos Generales del Estado de 2018. Si se sobrepasa esa cantidad, 20.000 euros, entonces sí habrá de tributar un 20%.

loteria6
Un punto de venta de Lotería especializado en treces / EP

Se paga solo por los tres primeros premios

De esta manera, únicamente deberán pagar a Hacienda los ganadores del Gordo, del segundo premio y del tercero, puesto que tanto el cuarto como el quinto premio no superan la cifra límite. Así, un ganador del Gordo, cuyo premio es de 400.000 euros por décimo, deberá tributar solo por 380.000 euros y de ahí se le descontará el 20%. O lo que es lo mismo, el propietario de un décimo premiado con 400.000 euros se quedará con 324.000 euros y tendrá la obligación de pagarle a Hacienda 76.000.

En el caso del segundo premio, que se paga a 125.000 euros por décimo, deberá tributarse a Hacienda por valor de 105.000 euros, dando como resultado una cantidad de 104.000 euros para el portador de la Lotería y un pago a la Agencia Tributaria de 21.000 euros. Por último, del tercer premio, dotado con 50.000 euros al décimo, deberán tributarse a Hacienda 30.000 euros, quedándole 44.000 euros al premiado y 6.000 al fisco.

Cuarto y quinto sí tributaban en 2018

En el caso del cuarto premio, 20.000 euros al décimo, es la misma cantidad aprobada para tributar a partir de ella, con lo cual de la totalidad de lo cobrado no habrá que darle nada a Hacienda. El cuarto premio podría ser el que más dudas suscitase, ya que la cantidad del asignada a cada décimo es de 20.000 euros, la misma que marca la obligación de tributar, pero esta obligación es “a partir de” y no incluye los 20.000 euros redondos.

loteria2
Unas niñas de San Ildefonso durante un sorteo de Navidad de la Lotería Nacional / EP

En el caso del quinto premio, de 6.000 euros al décimo, las cosas están aún más claras. No se pagará nada, ya que la cantidad es inferior a los 20.000 euros que obligan al tributo. También quedan exentos de pago el resto de los premios inferiores: la pedrea, reintegros y aproximaciones, todos ellos por debajo de la cifra marcada.

No afecta que los números premiados correspondan a una persona física o jurídica. Es decir, cualquier entidad, del tipo que sea, verá ingresada la cantidad en su base imponible del impuesto de sociedades, descontándose la retención de la cantidad a pagar.

Retenciones directas

La retención se aplica directamente en el momento del cobro; es decir, que los afortunados recibirán el montante de su premio con la cantidad destinada a Hacienda ya descontada. Con lo cual, los premios no tienen impacto en el IRPF y solo se declararán posibles rendimientos del dinero recibido, como los intereses bancarios.

Tampoco ser agraciado con un premio afecta a la hora de solicitar prestaciones sociales, ayudas públicas o becas, siempre que dependan de los ingresos, no del patrimonio, así que habrá que tenerlo presente de cara a abonar el Impuesto sobre Patrimonio.

loteria3
Momento en que se introducen las bolas en los bombos en el sorteo de Navidad / EP

175 millones para Hacienda

La modificación de la cantidad a tributar desde 10.000 euros a 20.000 supone que Hacienda se embolse este año el 7,2% menos, así que dejará de recibir cerca de 13,6 millones con respecto a 2018, aunque aún así se embolsará 175 millones. Y el año que viene percibirá aún menos, ya que está contemplado elevar de 20.000 a 40.000 el dato de referencia en la tributación.

En todo caso, Hacienda recaudará en torno al 30% de lo que ingresa cada año por las retenciones que impone a los premios de los sorteos de Loterías y Apuestas del Estado.

Décimos compartidos

En cuanto a las dudas que puede suscitar un décimo premiado que comparten varias personas, quien recibe el premio ha de facilitar los nombres de los participantes a Loterías del Estado, que hará la retención del 20% a todo el premio, en caso de que corresponda, y facilitará la información a Hacienda. Es muy importante identificar desde el principio a todos los agraciados, porque si no quien cobre el premio podría meterse en un problema, porque la Agencia Tributaria podría considerar que el reparto son donaciones, que tributan de formas distintas en cada comunidad autónoma.

Después de conocer las novedades fiscales que trae este año la Lotería de Navidad, cuando el próximo domingo, 22 de diciembre, se lleve a cabo el sorteo habrá quien se lo tome con más ilusión que el año pasado.

Destacadas en Business