Menú Buscar
Hubo un tiempo en que los jubilados tenían que emigrar porque sus pensiones no daban para vivir en su país.

¿Cuándo hay que empezar a ahorrar de cara a la jubilación?

Una correcta planificación es clave para complementar correctamente la pensión con un plan privado

Olivia Feldman (Help my Cash)
5 min

La jubilación es una cuestión que preocupa a más de la mitad de los españoles. Según el 'Informe Naranja: tendencias clave de los españoles ante la jubilación, publicado recientemente por ING Direct, es un tema que preocupa al 53% de los españoles ya que 3 de cada 4 encuestados se muestra convencido de que no podrá mantener su nivel de vida actual contando únicamente con el Sistema Público de Pensiones.

Los planes de pensiones comercializados por los bancos se han convertido en una alternativa muy popular para complementar la jubilación. Según ese estudio, el 28% de los españoles ha contratado un plan de pensiones privado y un tercio de los que todavía no lo tienen prevé suscribirlo en el futuro. Pero ¿cuál es el mejor momento para empezar a ahorrar de cara a la jubilación?

Cuanto antes, mejor

Lógicamente, cuanto antes se empiece, más seremos capaces de ahorrar. El factor tiempo es muy importante, pero no únicamente por la posibilidad de acumular un capital mayor al final, sino porque permite ir más desahogado y no invertir un esfuerzo excesivo.

Por ejemplo, si se quiere ahorrar 10.000 euros, supondrá un esfuerzo mayor ahorrarlos en cinco años que en diez. En el primer caso se tendría que destinar cada mes unos 166 euros para alcanzar ese ahorro, mientras que en el segundo bastará con ahorrar mensualmente alrededor de 83 euros, tal y como se indica en el comparador de productos financieros HelpMyCash.com.

De ahí que si se quiere acumular un capital sustancioso para complementar la jubilación sea importante empezar a una edad temprana, en lugar de dejarlo para los últimos años.

La capitalización compuesta

Otro aspecto que juega un papel importante es la capitalización compuesta que permite ir sumando los intereses generados al capital inicial, de manera que la base sobre la que se aplica la rentabilidad va creciendo no solo por las aportaciones que realiza el cliente, sino también por los intereses devengados.

Los planes de pensiones permiten, precisamente, que los intereses que se devengan de las aportaciones generen más intereses, por lo que al final las ganancias son mayores.

¿Cuánto se tarda en ahorrar 100.000 euros?

Supongamos que se pretende ahorrar 100.000 euros para complementar la pensión. Si se opta por ahorrar 250 euros cada mes y suponiendo que el plan de pensiones tenga una rentabilidad media constante del 2%, se tardaría 25 años en conseguir los 100.000 euros, por lo que empezar a ahorrar a los 40 años sería suficiente. Del total acumulado, 76.583 euros se corresponderían a las aportaciones mientras que 23.520 serían intereses.

Si, en cambio, pse opta por ahorrar una cantidad menor cada mes, el plazo se alargaría, pero los intereses serían más elevados, por lo que al final para lograr los 100.000 euros se habría aportado menos dinero. Por ejemplo, con una aportación mensual de 200 euros se tardaría 30 años en conseguir el objetivo y al final las aportaciones sumarían un total de algo más de 72.000 euros mientras que los intereses ascenderían a unos 27.000 euros. Y si la aportación fuese solo de 150 euros al mes, el plazo llegaría a los 37 años, pero el capital aportado se reduciría a poco más de 67.000 euros, frente a casi 33.000 euros que se obtendrían en concepto de intereses.

Es decir, que gracias al factor tiempo y a la capitalización compuesta, cuanto antes se empieza a ahorrar, mayores son los intereses generados sin necesidad de ahorrar una cantidad de dinero demasiado elevada cada mes.

Aprovechar las bonificaciones de final de año

Si ya se dispone de un plan de pensiones, una buena opción para sacarle más partido es traspasarlo a otra entidad y aprovechar las suculentas bonificaciones que ofrecen los bancos durante los últimos meses del año para ampliar su base de clientes. Eso sí, antes de realizar un traspaso y aceptar una bonificación hay que leerse la 'letra pequeña', ya que en la mayoría de los casos se incluye una permanencia que puede superar incluso los 5 años. No obstante, hay excepciones y si se busca bien entre la oferta de planes se pueden encontrar promociones que no incluyen un este compromiso.

Es el caso de ING Direct, que actualmente devuelve el 1,5% del importe traspasado con un máximo de 600 euros y no exige permanencia, solo mantener la posición como mínimo hasta que paguen la bonificación, la última semana de febrero de 2016. Para beneficiarse de la promoción solo hay que ordenar un traspaso a un Plan de Pensiones Naranja antes del 31 de diciembre.