Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El precio del crudo recupera los niveles previos al Covid-19 / CG

El crudo vuelve a precios pre-Covid y amenaza con encarecer la recuperación

El barril vuelve al entorno de 65 dólares, lo que penaliza a una economía como la española, con una notable dependencia energética del exterior

4 min

Los últimos avances en los mercados de materia primas han llevado al precio del petróleo a situarse en las cotizaciones previas al hundimiento que experimentó con el estallido de la pandemia del coronavirus, un factor que podría condicionar la recuperación de economías como la española, con una notable dependencia energética del exterior.

Las perspectivas positivas en torno al comportamiento de la demanda y una serie de tensiones en Oriente Medio ha situado el precio del barril de crudo Brent, el utilizado preferentemente en Europa, por encima de los 63 dólares, que no se veían desde hace justamente doce meses, cuando las bolsas internacionales estaban a punto de sufrir un histórico descenso como consecuencia de la expansión del Covid-19.

Precios negativos

La principal consecuencia de la crisis sanitaria fue un desplome de la demanda que llevó a los precios del petróleo a una caída sin precedentes que, además, daban continuidad a las registradas previamente como consecuencia de la batalla que libraban en el mercado algunos de los grandes productores, especialmente Arabia Saudí y Rusia.

Durante algunas semanas, marcadas por la incertidumbre sobre la evolución de la pandemia, la tensión en los mercados derivó en escenarios prácticamente inéditos, como el de los futuros del petróleo tipo West Texas en precios negativos, que se mantuvo durante algunas sesiones; mientras, el Brent se situaba por debajo de los 15 dólares, en sus mínimos de ocho años.

El gas sube un 30%

Sin embargo, como ya preveían los analistas, el crudo ha recuperado con cierta rapidez la situación previa a la pandemia, antes de que las grandes economías del mundo hayan restablecido sus niveles de actividad anteriores.

Los precios del gas natural también están en plena escalada, con avances en el entorno del 30% desde que comenzó el año aunque, en su caso, el comportamiento durante los meses previos fue diferente al del petróleo y ya arrastraba varios trimestres a la baja.

Dependencia energética

En cualquier caso, las tensiones en los mercados de materias primas podría ser un elemento distorsionador en el proceso de recuperación de las economías, que no culminará al menos hasta finales del próximo 2022, según las previsiones de la mayoría de los organismos multilaterales.

Entre ellas, una de las más penalizadas sería la española, que tiene que importar la práctica totalidad del petróleo y el gas natural que consume. El desplome de la demanda registrado en 2020 alivió la factura energética en varios miles de millones de euros. Sin embargo, todo apunta a que en 2021 el escenario será diferente.

Transición

España aspira a ser uno de los países de la Unión Europea que lidere el proceso de transición energética hacia una economía libre de emisiones en 2050, en línea con el Acuerdo de París. La hoja de ruta prevé una progresiva reducción de la dependencia de los combustibles fósiles en los próximos años.

Sin embargo, el avance será complicado, especialmente en aspectos como el de la movilidad. La implantación del vehículo eléctrico no camina al ritmo que se esperaba e incluso se encuentra por debajo de la media europea, mientras se abren camino otro tipo de combustibles alternativos que, por ahora, cuentan con un mayor favor por parte de los consumidores.