Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ramon Tremosa, consejero de Empresa, en la presentación del plan de recuperación turística / Gencat

Tremosa pasa a Salud la pelota de los cruceros en Barcelona

El consejero de Empresa prevé la recuperación del 60% del gasto turístico en Cataluña, pero no garantiza las escalas de buques de recreo en la Ciudad Condal

3 min

El consejero catalán de Empresa, Ramon Tremosa (Junts), ha cargado hoy sobre el Departamento catalán de Salud, en manos de ERC, la responsabilidad de dar luz verde a autorizar las escalas de cruceros en Barcelona. El titular de la Consejería ha asegurado que Cataluña recuperará este año hasta el 60% del gasto turístico prepandemia, que alcanzó los 21.000 millones, pero no ha garantizado los cruceros de cabotaje

Lo ha dicho Tremosa en la presentación del plan de reactivación turística de la región, que apunta a arañar hasta 13.000 millones de euros en ingresos turísticos, el 60% de los que se anotó el territorio en 2019, año anterior a la pandemia del coronavirus, cuando la industria vacacional se paralizó. El conseller ha hecho hincapié en la reactivación del turismo internacional, pues aporta el 85% de ingresos, pero no ha garantizado el turismo de cruceros. 

"Depende de Salud"

Según Tremosa, el protocolo de la Generalitat de Cataluña para el regreso de las escalas de naves de recreo "está sobre la mesa del Departamento catalán de Salud". Cree el consejero que el Procicat "aprobará pronto el protocolo", por cuanto Barcelona "es el primer puerto de cruceros de Europa". 

El titular de Empresa ha revelado que hoy mismo el ente de coordinación de las emergencias en Cataluña está tratando el tema. "Vamos a velocidad de crucero, si me permiten, y muy pronto daremos buenas noticias", ha señalado. 

Cataluña va tarde

Lo cierto es que las buenas noticias llegarán con retraso. Málaga anunció la pasada semana que las primeras escalas de cruceros de cabotaje serán en junio. La Generalitat Valenciana presentó un primer protocolo unos días atrás con el fin de "no perder cuota de mercado". Canarias también ha dado luz verde a los cruceros interislas.  

En Cataluña, el Puerto de Barcelona ha presentado su plan al Departamento catalán de Salud, pero aún no ha sido aprobado. Nada se sabe tampoco de la prueba piloto con grupos burbuja en buques de recreo que se anunció para después de San Juan. Pese a esta incertidumbre, las navieras ya están programando escalas en la Ciudad Condal, a la espera de que el Gobierno catalán desbloquee el asunto.