Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ferran Olivé, tesorero del FC Barcelona y presidente de Hestia Alliance / FCB

'Crónica Global' gana en los tribunales al tesorero del Barça

La justicia rechaza el intento de las residencias Hestia Alliance, que preside Ferran Olivé, de hacer rectificar al medio digital por dar voz a denuncias de familiares

6 min

Crónica Global se ha anotado una victoria judicial contra el grupo de residencias que preside el tesorero del FC Barcelona, Ferran Olivé. Una juez de primera instancia ha rechazado el intento de las residencias de mayores Hestia Alliance de hacer rectificar al medio por dar voz a las denuncias de presunta mala praxis por parte de familiares durante la fase aguda de la pandemia del coronavirus en 2020. 

Ha ocurrido en el Juzgado de Primera Instancia número 56 de Barcelona, donde Hestia Alliance trató de defender que el artículo titulado Las familias de las residencias Hestia denuncian dos meses de olvido lesionaba sus derechos. En una sentencia del 3 de junio, la juez titular ha desestimado la demanda y ha condenado a costas a la denunciante, confirmando que el medio digital informó con rigor sobre la crisis de este grupo catalán de geriátricos. 

La versión del grupo ya se recogió

En su exposición, la magistrada apunta a que la compañía invocó su derecho a rectificación, y el medio digital cumplió publicando los argumentos factuales del demandante en un artículo que se puede consultar en este enlace. La juez avala que Crónica Global excluyera los juicios de valor de Hestia Alliance y recuerda que la petición de rectificar y la publicada por el medio "tienen aproximadamente la misma extensión". 

La togada sostiene que el redactor del artículo manifestó "la voluntad de rectificar y la voluntad de corregir aquello que afectaba a hechos que aludían directamente" a Hestia y que "esta considera inexactos y cuya divulgación puedan causarle perjuicio", con arreglo a la normativa aplicable. 

Lo publicado es factual

En el capítulo del desmentido que quería introducir el grupo que preside Ferran Olivé, la juez da por buena la conducta profesional del medio al recoger que "las expresiones introducidas en el texto de rectificación de la actora responden al parecer de esta juzgadora a juicios de valor". Agrega que "quedan rectificados todos los hechos que la actora considera inexactamente difundidos". 

Todo ello convence a la magistrada que debe desestimarse la solicitud de rectificación del grupo de geriátricos, pues el denunciante ha podido ejercer su derecho después de que el medio digital dejara fuera las cuestiones valorativas, como el hecho de que Hestia "negaba" que el desamparo de los familiares hubiera ocurrido

Crisis en Hestia Palau

La denuncia de la firma de residencias de mayores del tesorero del FC Barcelona es parte de diversos intentos de hacer rectificar al medio informaciones relativas a los fallecimientos en centros como Hestia Palau, situado en el distrito del Eixample de Barcelona. Este sociosanitario fue barrido por el coronavirus en la primera ola de la pandemia en 2020, y los familiares de los residentes denunciaron presunta mala praxis.

Hestia negó haber desatendido a los mayores como sostenían las familias, que se organizaron en torno a una plataforma de afectados que sigue activa. El Departamento de Salud anunció públicamente investigaciones de las que no trascendieron los resultados. En paralelo a ello, los allegados de los mayores acudieron al Síndic de Greuges, fiscalía y otros medios de comunicación. El grupo de residencias quiso no solo que su versión figurara por el derecho que le asiste, sino también presionar judicialmente a Crónica GlobalEn primera instancia, su intento ha caído en saco roto.  

Hestia donó dinero a CDC

Además de tratar de hacer constar que la información era incierta, algo que la juez no ha avalado, Hestia buscó durante este proceso judicial desmentir que hubiera donado dinero en la precampaña electoral autonómica de 2010 a dos fundaciones cercanas a Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), como avanzó El País en 2016. Lo hizo antes de obtener la validación del Govern --en el que estaba CDC-- para lograr la transmisión de la gestión por parte de un tercero de un hospital concertado con la Administración autonómica: el sociosanitario Duran i Reynals de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), como explicó este medio

La información jamás ha sido desmentida y, lo que es más, el exconsejero catalán de Salud Toni Comín aseguró públicamente que la operación no le gustaba cuando accedió al cargo. Tuvo que comparecer en el Parlamento catalán y sostuvo que el movimiento era legal, pero que no era de su agrado. Fuentes del sector sanitario indican que ese lance demuestra "el vínculo" entre Hestia y el entorno de la antigua CDC, algo que el grupo de Ferran Olivé niega, subrayando que su operativa no tiene ligazón alguna con ningún partido político.