Menú Buscar

Habla MRW en el Besòs: "Hemos dejado de repartir por la crisis de seguridad de Barcelona"

Jordi Pros, gerente de la franquicia que controla la zona norte de la Ciudad Condal, confirma que "ha reforzado la seguridad y alterado la operativa" en agosto; y pide "comprensión"

30.08.2019 00:00 h.
16 min

"No hay ningún cargo más alto de MRW en el Besòs". Así describe Jordi Pros, gerente del grupo catalán de reparto, la estructura del conglomerado en su zona: el barrio de Poblenou en Barcelona. El empresario gestiona dos de la veintena de franquicias de la compañía de paquetería y mensajería en la Ciudad Condal. Confirma que su oficina colindante al Besòs (códigos postales 08019 y 08005) ha tenido que "aumentar la seguridad, alterar la operativa y dejar de repartir algunos bultos" por el auge de la criminalidad en la área, tal y como avanzó Crónica Global y negó la dirección de la firma. Los cambios en el reparto por la inseguridad han salpicado a Amazon, partner de la empresa, también como informó este medio. La versión del empresario contrasta con la de los Mossos d'Esquadra, que tildaron la noticia de fake news, y del Ayuntamiento de Barcelona, que amaga con llevar este medio a los tribunales.

En una entrevista con Crónica Global, Pros quiere dejar clara la posición de la empresa. "Hemos hecho cinco cambios en la operativa porque el tema delictivo ha crecido en agosto", admite. ¿Qué cambios? "En la zona conflictiva [calle Alfons el Magnànim hasta la frontera con La Mina, barrio complejo de Sant Adrià de Besós], las furgonetas solo van de tarde (a partir de las 16:00 horas), cuando están vacías de otra cargas. Solo se lleva el paquete en cuestión. Dos, se aparcan los vehículos fuera del barrio y se entra a pie. Tres, los reparten chicos del barrio, que lo conocen. De hecho, conocen cada casa, cada familia: mejor que la policía. Cuatro, los vehículos llevan candados de alta seguridad para evitar robos. Y cinco, en algunos casos se pide al cliente que venga él a buscar el pedido. No se reparte", enumera. Confirma así Pros lo indicado por este medio: que la operativa de algunas empresas de reparto se ha modificado por el repunte delincuencial. ¿Desde cuando? "Desde la segunda quincena de agosto, después de que una furgoneta fuera asaltada por cuatro hombres, robaran un coche particular de un repartidor aquí delante y un yonqui [por toxicómano] entrara en el almacén de la calle Pallars forzando la puerta y robara la mochila del pintor", aclara.

Amazon, salpicada por la decisión, "reasigna"

Jordi Pros, empresario con dos franquicias de MRW en Barcelona (Besòs y plaza de España) confirma pues que ha "alterado" su operativa para adaptarse a las nuevas amenazas de seguridad. ¿Hasta cuándo? "Esperemos que en septiembre se calme todo. Mientras, le recuerdo a los clientes que MRW nunca ha dejado de dar servicio al barrio, aunque haya medidas extra de seguridad. Si su paquete se demora un poco, o tienen que venir a buscarlo, será puntualmente y de forma excepcional. Pero llegará", insiste. En cuanto al alcance de los cambios, Pros cita a su franquicia, pero también los paquetes que le envía la central. Éstos incluyen a Amazon, aunque esta firma descartó no llegar al Besòs de Barcelona. "Nosotros gestionamos los envíos Prime de Amazon y, en puntas de trabajo, como el Black Friday, participamos mucho más", avisa. En otras palabras: la empresa paquetera de Jordi, que ha tenido que reforzar la seguridad en agosto por la crisis en Barcelona, es un partner de Amazon. ¿Ha afectado ello al gigante de del e-commerce? "Amazon reparte siempre. Si un partner altera su operativa, el bulto se reasigna a otra empresa. Hay otros muchos", ha contestado una portavoz del conglomerado que comanda Jeff Bezos.

seur la mina
El paquete de I. que Seur no entregó en el barrio de La Mina de Sant Adrià con el pretexto de 'Ausente en destino' / CG

¿Qué ocurre con Seur, empresa que también negó cambio alguno en Barcelona por la inseguridad? "Yo no citaré a nadie. Solo déjeme decir que algunos competidores utilizan la fórmula de Ausente en destino para evitar problemas en esta zona. Dicen que no estás en casa y así se cubren y quedan bien. Yo no lo hago, busco la calidad: contacto al cliente por SMS, Whatsapp o llamada". Esta es precisamente la denuncia a este medio que hizo I., vecina de la calle Ramon Llull de La Mina de Sant Adrià de Besòs. La residente critica a Seur por "no llegar a su casa" y aporta albaranes de entrega de un pedido en julio que no le llegó por estar... Ausente en destino. preguntado por esta operativa, Seur, por su parte, ha asegurado que "continúa con su actividad de reparto habitual en toda Barcelona y Cataluña prestando servicio a sus clientes tal y como venía haciendo hasta ahora". ¿En qué condiciones utiliza la fórmula de Ausente en destino? "La fórmula ausente en destino se emplea cuando un repartidor no ha podido hacer entrega del envío por no encontrarse nadie en el domicilio del destinatario. Como compañía de transporte urgente, nuestro principal objetivo es el éxito en el primer intento de entrega", ha añadido.

Amazon sí acude a su piso de La Mina, pero con furgonetas sin marcar. Este medio lo ha podido comprobar porque envió un paquete a Isabel. ¿Por qué lo hacen? "Amazon cantan como una almeja en algunas zonas. Sabes lo que llevan sus choferes", avisa Pros.

"¿Lista de calles conflictivas? La decisión la tomamos aquí"

De vuelta a la zona Barcelona del Besós, Jordi Pros confirma lo apuntado por este medio. Que la operativa de una de sus franquicias de Barcelona --que tiene 10 repartidores y 14 furgonetas, estas últimas a medias con el almacén de la plaza de España-- se ha alterado en agosto. Que ha sido tras al menos tres robos contra la empresa, uno de ellos violento y perpetrado por cuatro hombres. Que la nueva operativa (con los cinco refuerzos de seguridad anunciados) es temporal y coincide con un repunte de la criminalidad en la segunda mayor ciudad española. "Lo que está pasando ahora no lo vi yo nunca. Y llevo repartiendo aquí 25 años", ha enfatizado el pequeño empresario. Y que las alteraciones en el reparto y, por ende, de la actividad económica, no guardan relación con un viejo listado de zonas conflictivas de 2017 que tiene publicado MRW en su página web [leer aquí] y que han usado medios como Eldiario.es o el propio Ayuntamiento de Barcelona para tratar de desmentir la información e incluso para pedir una rectificación so pena de emprender acciones judiciales.

mrw besos barcelona
Jordi Pros, gerente de MRW en el Besòs, pide "comprensión" por el refuerzo de seguridad / CG

Pero, ¿para qué sirve pues esta lista? "Es una referencia. Para que sepas que si debes enviar un paquete a estas zonas, el reparto se puede alterar, o se puede demorar. Estas listas están en Madrid, Alicante, Sevilla, Terrassa, Sabadell o Murcia. Es para que el remitente tenga claro dónde envía", explica Pros. Pese a la existencia del viejo documento PDF, el empresario confirma que es "él" el que decide qué cambios en los repartos hacer. "Es una decisión que toma cada oficina, cada franquiciado. ¿Una lista de calles? ¿Tú crees que me cerraría al barrio? ¡No tiene sentido! La decisión se va tomando desde la oficina", aclara. Eso es lo que ha ocurrido esta segunda quincena de agosto. Es Pros, con 25 años de experiencia, el que ha introducido cauciones extra en el Besòs por el repunte de delincuencia. Un incremento de delitos que ha provocado que, por cierto, un grupo de vecinos lleve saliendo a las calles desde el 17 de agosto

Sobre Javier Calero (CEO de MRW): "No tiene sentido negarlo"

La versión de Jordi Pros difiere de la aportada por Javier Calero, director general de MRW. El ejecutivo aseguró la semana pasada que "el reparto sigue con normalidad en Barcelona". Agregó el CEO del grupo catalán de reparto que "no ha ocurrido ningún acontecimiento" para que la empresa modifique su servicio, por lo que las entregas "han continuado como siempre". No es así. Lo sostiene su franquiciado en la zona, sí, pero también los empleados de éste y hasta los vecinos. "Me reafirmo en sus palabras: hemos dado servicio siempre, como dice el señor Calero, pero sí que hemos introducido refuerzos de seguridad", argumenta el profesional. "Tal y como ha hecho la farmacia de Rambla Prim, o la panadería, hemos tenido que cambiar cosas. ¡Hable usted con los vecinos! Ya no pueden más: están negros. Pues nosotros igual". Negro sobre blanco, ¿qué versión deben creer los lectores? ¿Ha cambiado MRW su operativa o no lo ha hecho por la crisis de seguridad? "Aquí el que conoce el barrio soy yo. No entiendo por qué Javier Calero no me llamó. Es que no tiene sentido negar algunas cosas. Yo soy franquiciado y soy yo, no soy Javier Calero. Conozco el barrio desde hace 25 años. Sé lo que ocurre. ¡Esto es el Besòs! No tiene sentido salir a desmentir algo que es obvio". Según él, "tuve que ser yo quien consolara a mi repartidor, al que robaron entre cuatro hombres --que no eran del barrio, recalca--. Yo conozco a mi empresa, a mis chicos y soy yo el que empuja hacia adelante y los apoya".

mrw besos seur amazon barcelona
Imagen de los nuevos candados para las furgonetas de MRW en el barrio del Besòs / CG

Jordi Pros, un empresario barcelonés de 55 años --los cumplió el 27 de agosto--, ha sido orillado y barrido de la comunicación corporativa de MRW al encontrarse la compañía con una crisis mayúscula de reputación. Pero es este humilde emprendedor quien conoce el barrio. "Mira, quien más sufre por la situación de la empresa son mis chicos. Son todos del barrio. Y sufren porque el barrio está muy mal, y los cambios en la operativa perjudican a esta zona. Mi franquicia de MRW también es barrio. ¡Yo también soy Besòs", defiende. En este sentido, el pequeño directivo sale en defensa de una zona "obrera" y no menos conflictiva que otras. "Yo tengo otra franquicia en la plaza de España. Pues fíjate que hay más incidencias de calidad en esa zona. El Eixample tiene más incidencia en el reparto que el Besòs. No criminalicemos a este barrio", pide.

"Pido a los vecinos que me entiendan: no les dejaré 'tirados'"

El profesional, procedente de Vinebre (Tarragona), pide comprensión a los vecinos por las precauciones extra que ha tomado. "Yo soy Besòs, y como vecino también me sabe mal. Al comedor social, por ejemplo, ¿no hemos entregado siempre? ¿No puede esperar un poco más a que las cosas se calmen? ¿Es necesario armar esta marimorena?", se pregunta el empresario. Pide Pros "comprensión" a los vecinos "porque hemos tenido los mismos problemas que ellos". Se compromete a "no dejar a ningún vecino tirado, ni negarse a entregar a nadie. ¿Que me puedo retrasar? Sí. Pero a mí me podrán una incidencia de calidad, ¿eh? Mi obligación es entregarlo todo", avisa. ¿Cómo, en estas condiciones? "Pues si tengo que esperar 24 horas lo haré. Si tiene que llevarlo con otros paquetes del barrio, que sea así. Si es necesario llevar solo lo de esta zona, que así sea. Pero no dejaré tirado a nadie", promete.

Esgrimiendo una rocosa operativa, que incluye el reparto diario y puntual en el Banco de Sangre y Tejidos (BST), Jordi Pros presenta sus cifras de calidad, de las que está orgulloso porque ha trabajado duro para conseguirlas. "Hasta el 23 de agosto, MRW había repartido 126.425 bultos en toda Barcelona. La ratio de primera entrega de mi franquicia era del 98%. La media diaria de bultos era de 273. Pues la entrega satisfactoria era de 271. El intento de entrega era de 99,27%. Las incidencias son menos del 0,5%", enumera en conversación con este medio. Por contra, y preguntado sobre todo lo aclarado por su franquiciado, la oficina de prensa de MRW no contestó ayer a los requerimientos informativos de este medio, pese a que la delincuencia está torpedeando parte de su operativa en esta zona de Barcelona y, por ende, a la economía de la segunda mayor ciudad española.