Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Clientes en la puerta de un supermercado de Lidl / EP

La crisis golpea a Lidl: paraliza la apertura de más de 20 'súpers' y pierde cuota de mercado

La compañía abrió algunos establecimientos en febrero, antes de decretarse el estado de alarma

4 min

Lidl quiere seguir expandiéndose en España, tal y como marcaba su hoja de ruta desvelada hace unos meses. Pero la crisis del coronavirus que ha azotado a todo el mundo ha provocado que se demoren sus planes

La compañía alemana de distribución tenía en mente abrir alrededor de 30 tiendas. “Tradicionalmente nos hemos expandido menos en núcleos urbanos, y ahora mismo es nuestro foco”, explicaban desde Lidl antes de la pandemia. Pero la crisis derivada por el virus supondrá que algunas de sus aperturas se retrasen.

Suspensión temporal

Según cuentan fuentes de la compañía a Crónica Global, el contexto en el que se encuentra la actividad española ha provocado que Lidl se haya visto “obligada a suspender temporalmente para cumplir con los requisitos decretados por el Gobierno”. No obstante, la cadena de supermercados avanza que una vez que se produzca la desescalada, se activará de nuevo el plan de expansión aunque, eso sí, los tiempos serán diferentes. La compañía afirma que la idea sigue estando vigente y, a pesar de los contratiempos, las aperturas se iniciarán próximamente.

En este sentido, Lidl no quiere correr. La compañía explica que ya trabaja en la expansión aunque recalcan que la “prioridad” es la de “proteger la salud de nuestros empleados, clientes y proveedores”. Los planes de la cadena de supermercados era alcanzar la cifra de 600 tiendas en España, algo que consiguió el pasado mes de febrero.

Inversión de 220 millones

La inversión de Lidl el año anterior fue de 220 millones de euros, y abrió un total de 42 establecimientos en toda la geografía española. 29 supermercados y 13 “puntos de venta que sustituyen a otros”, recalcó la compañía el pasado mes de febrero.

“De cara a los próximos años, la cadena cuenta con un ambicioso plan de expansión para seguir creciendo en España, invirtiendo en nuevas tiendas y generando más empleo”, cuentan desde Lidl. Algo que no ha cambiado a pesar de la pandemia.

Aperturas en febrero

Antes de que se produjese la crisis del coronavirus, Lidl impulsó su presencia en España con la apertura de ocho tiendas en febrero con una inversión de 40 millones y contrató a más de cien empleados nuevos.

En concreto, las nuevas tiendas que abrió recientemente están ubicadas en Cataluña (Barcelona, Creixell y Castelldefels), la Comunidad de Madrid (Tres Cantos y Alcalá de Henares), la Comunidad Valenciana (Xàtiva), Andalucía (Albolote) y las Islas Canarias (Antigua). En el mes de mayo se van a producir varias aperturas.

El coronavirus frena el crecimiento

En plena pandemia, Lidl ha visto cómo su cuota de mercado ha retrocedido. La razón principal es la proximidad. La empresa alemana suele tener grandes superficies en las afueras de las ciudades, y rara vez posee un gran establecimiento en el centro de la ciudad. Esto ha provocado que sus clientes habituales hayan tenido que optar por supermercados de cercanía, como Dia o Condis.

En concreto, Lidl supone ya el 5,6% de la cuota de mercado español, aunque sigue lejos de Mercadona, que lidera la tabla con un 25%. El sueño de la cadena alemana es poder adelantar a Dia a finales de año. Durante 2019, los supermercados de LetterOne cayeron un 3% de cuota mientras que Lidl avanzó un 2,3%. De repetirse la tendencia, la compañía se situaría como segunda opción preferida.

Destacadas en Business