Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La crisis de liquidez de las empresas en Europa amenaza la recuperación económica / EP

La crisis del Covid deja un agujero de 600.000 millones en las empresas europeas

Un informe de la AFME y PwC advierte sobre los riesgos de una cascada de insolvencias para la recuperación de las economías del Viejo Continente

4 min

El año 2021 está marcado como el de la recuperación de la economía europea tras la crisis provocada por la pandemia del coronavirus pero la delicada situación que vive el grueso de las empresas del Viejo Continente, especialmente las pymes, amenaza este proceso. El impacto del Covid-19 ha generado un déficit de capitalización de las empresas que podría alcanzar los 600.000 millones de euros.

La cifra se incluye en un informe elaborado por la Asociación de Mercados Financieros de Europa (AFME), en colaboración con PwC, en el que se alerta de la complicada situación que vivirán muchas compañías durante los próximos meses, a medida que los planes de ayuda articulados por los diferentes gobiernos se agoten de forma progresiva.

Riesgo de destrucción de empleo

El documento, titulado Recapitalización de las empresas de la Unión Europea después de la Covid-19, constata la existencia de una brecha de entre 450.000 y 600.000 millones de euros de capital que las empresas europeas necesitan cerrar próximamente para evitar incumplimientos comerciales generalizados. Y, lo que es peor para las economías, pérdidas masivas de puestos de trabajo.

Los esfuerzos por parte de las Administraciones para apoyar a las empresas a la hora de salir de esta complicada situación ha sido notable pero no suficiente ya que, pese a esto, el 10% de las empresas europeas cuenta con reservas de efectivo tan sólo hasta el fin del primer semestre del presente ejercicio.

Híbridos y renta variable

El informe insta a la Comisión Europea y a cada uno de los estados miembros a realizar un esfuerzo adicional para evitar un escenario de insolvencias continuado, que dificultaría de modo notable el proceso de recuperación de las economías europeas, que ya incluso empieza a estar en entredicho por las complicaciones surgidas para paliar la crisis sanitaria.

De este modo, AFME considera necesario que los poderes públicos introduzcan medidas que refuercen los mercados de renta variable y los instrumentos de financiación híbridos con el fin de que los mercados puedan proporcionar liquidez a las compañías en función de sus necesidades.

Liquidez

Las consultas a las empresas que se incluyen en el informe revelan que los propietarios no quieren ceder el control de las corporaciones pero sí estarían dispuestos a la entrada de nuevos inversores, por lo que la proliferación de instrumentos híbridos sería una medida adecuada para que muchas de ellas pudieran superar esta situación cuando ya no contaran con los apoyos públicos, confeccionados como medidas puente.

De este modo, AFME propone la puesta en marcha de un instrumento híbrido en toda la UE para el sector empresarial, que cumpla con las dudas estatales y genere liquidez para atraer a nuevos inversores.

Mercado unido

Además, también se plantea potenciar el conocimiento sobre la amplia gama de posibilidades de financiación que ofrecen los mercados de renta variable, muchas de las cuales no llegan a las pymes, que son las que necesitan un mayor apoyo en estos momentos.

El documento también insta a profundizar en el proyecto de Unión de Mercados de Capitales, que podrá ser de gran utilidad para afrontar futuras recesiones desde un primer momento y minimizar su impacto negativo.