Menú Buscar
Jordi Cinca, ministro de Finanzas de Andorra, y la sede central de Crèdit Andorrà en el Principado.

Crèdit Andorrà marca distancias con el ministro Cinca

El banco rescinde la excedencia que tenía vigente el responsable de Finanzas del Principado tras su polémica aparición en los ‘papeles de Panamà’

3 min

Crèdit Andorrà ha desplegado un cordón de seguridad ante el escándalo protagonizado por el que fue director del Área de Banca Comercial, Jordi Cinca. El ministro de Finanzas del Principado reconoció que aparecía en los papeles de Panamá antes de que se publicara su nombre por su trabajo en la firma Orfund.

A partir de la confesión preventiva han salido a la luz las curiosas responsabilidades que desempeñaba en la compañía minera. Crece la presión para que dimita y, si finalmente lo hace, no podrá regresar a la entidad.

Cobro de indemnización

El banco presidido por Jaume Casal Mor y propiedad de las familias Pintat, Casal y Reig dio por cerrada la etapa laboral de Cinca en la compañía y le indemnizó para que dejara de formar parte de la plantilla hace tan sólo unos días. La entrada en el Ministerio de Finanzas en la legislatura pasada propició una excedencia automática en el grupo para el ejecutivo, tanto de sus responsabilidades en la dirección de banca comercial como en el consejo ejecutivo por incompatibilidad de cargos, indican fuentes del grupo financiero.

Los portavoces de Crèdit Andorà aseguran a instancias de Crónica Global que no pueden hacer ningún comentario sobre el fin de la relación laboral con el ministro, aunque otras fuentes cercanas a la entidad mantienen que el escándalo de Orfund ha pesado en la decisión.

Responsabilidades reales en Orfund

Cinca no se limitó a gestionar el grupo dedicado al refinado y fundido de oro en varios países africanos como director general de la compañía, una responsabilidad en la que encajaba el relato inicial que contó sobre su presencia en los papeles de Panamá. Es decir, que sus acciones en la firma las vehiculaba en una offshore radicada en el paraíso fiscal.

A partir de aquí, salió a la luz la compleja ingeniería societaria de Orfund y los curiosos encargos que hacía a su director general. El que más perplejidad ha ocasionado en el Principado --e incrementa la presión para que el ministro renuncie -- fue el encargo de recoger lingotes de oro en el aeropuerto de Barcelona y trasladarlos hasta Andorra.

Cinca se defiende

Cinca ha hablado después de confesar de forma preventiva que aparecía en los papeles de Panamá para negar que sus atribuciones en Orfund se salieran de la legislación vigente. Con todo, asume en carne propia las primeras consecuencias del trabajo que desempeñó en la década de los 90.