Menú Buscar
Fátima Báñez, ministra de Empleo en una imagen de archivo.

Crece en casi tres puntos el número de parados que reciben una prestación

La tasa de cobertura del sistema coge un poco de aire al situarse en el 55,1%, un porcentaje que aún implica que la mitad de desempleados no tienen ayudas

Redacción
3 min

Los parados con derecho a una prestación se situaron en los 1,95 millones de personas en junio, según los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social publicados este martes. El inicio del verano --la publicación de esta cifra va con un mes de retraso respecto al desempleo general-- propició un ligero repunte de la tasa de cobertura del sistema, al pasar del 52,9% que se registró en mayo al 55,1%.

Se trata de la cifra más positiva de los últimos cinco meses y es parecida a la de diciembre del año pasado. El 55,19% de los parados recibían una prestación en el último mes de 2015. En enero, subió la cifra hasta el 55,74%, y a partir de ese mes inició un declive: se situó en el 54,75% en febrero, en el 53,3% en marzo y en abril y mayo se quedó en el 52,9%.

Casi la mitad de parados sin prestación

El repunte no esconde que casi la mitad de los 3,7 millones de parados de junio (3,6 millones un mes después) no tienen derecho a recibir ninguna ayuda.

Los parados sin retribución son los que han consumido la retribución por desempleo que les pertocaba, ya que son parados de larga duración, o porque, directamente, el tipo de empleo que tenían no les permitía recibir ninguna ayuda. Este es uno de los grandes problemas a los que se enfrenta el país y aún se debe resolver.  

Más solicitudes, menos altas

El Ministerio encabezado de forma provisional por Fátima Báñez informa que el número de solicitudes de prestaciones registradas en el Estado en junio fue de más de 668.000, el 1,1% menos si se compara con el mismo mes del año anterior.

Las altas tramitadas fueron 628.169, lo que supone una disminución del 2,8%.

Cae la retribución

Los 1,95 millones de beneficiarios finales representan el 9,5% menos que el mismo periodo de 2015 y los gastos totales de las arcas públicas para abonarlas ascendieron a 1.450,7 millones, el 9,8% menos. El gasto medio mensual por beneficiario se situó en junio en 761,2 euros, 1,7 euros menos que la retribución de 2015. Esta cifra no incluye el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura.

En cuanto a la prestación contributiva que percibe el parado, en junio se situó en los 780,5 euros. Supone un descenso de cinco euros (0,6%) sobre el mismo mes del año anterior.