Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un grupo de visitantes en un sendero de la costa de Lloret de Mar / LLORET TURISMO

La Costa Brava vuelve a atraer el turismo británico

Las reservas de visitantes procedentes del Reino Unido recuperan los niveles previos a la pandemia

3 min

La Costa Brava participa estos días en Londres a través de su Patronato de Turismo en el World Travel Market (WTM), la principal feria del sector en Europa, donde se confirma la recuperación de reservas de británicos interesados en visitar esta zona del Mediterráneo.

El vicepresidente del Patronato, Jaume Dulsat, a su vez alcalde de Lloret de Mar, ha explicado que WTM permite "tomarle el pulso" a la temporada 2022. Las perspectivas, después de acudir a esta cita en Londres, son "buenas", según Dulsat, quien insiste en que "los operadores turísticos prevén volver a cifras de 2019 y destacan el buen funcionamiento de las reservas de británicos en la Costa Brava".

365.000 turistas británicos

Girona, según datos del Observatorio de Turismo, recibió 3,7 millones de visitantes extranjeros el año previo a la pandemia, de los que 365.000 procedían del Reino Unido, lo que convertía ese país en tercer mercado internacional para la provincia.

El objetivo de los destinos gerundenses para 2022 es recuperar cuota británica con productos como el sol y playa, pero también el golf y los deportes en la naturaleza. El de Lloret es uno de los alcaldes miembros de la Alianza de Municipios Turísticos de Sol y Playa que han acudido al evento celebrado en la capital británica, junto con Pere Granados (Salou), Alfonso Rodríguez (Calvià), José Julián Mena (Arona) y José Ortiz (Torremolinos).

Reclaman menos restricciones

En el marco del WTM, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, reclamó ayer a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que los turistas británicos puedan viajar a España más de 90 días sin tener que tramitar un visado para evitar una "burocracia enorme" que pueda resultar disuasoria y que "el Brexit sea lo menos Brexit posible".

El president y la ministra mantuvieron una reunión por la tarde en el marco de la feria de turismo para tratar diversas cuestiones en materia turística. Puig planteó "facilitar a los británicos que puedan venir más allá de 90 días sin tener que pedir un visado" porque esto genera mucha dificultad, "no solo para la gente que tiene vivienda, también para los que vienen a campings o caravanas".