Menú Buscar
Hamad Bin Jassim Al Thani, el inversor de Catar en El Corte Inglés / FOTOMONTAJE CG

El Corte Inglés transmite al jeque Al Thani el 10% del capital

La operación es el resultado de la devolución del préstamo de 1.000 millones de euros realizado por Primefin en julio de 2015

3 min

De acuerdo con lo previsto en el contrato suscrito con la sociedad de origen catarí Primefin, controlada por el jeque Hamad Al Thani, El Corte Inglés ha trasmitido este viernes a dicha sociedad las acciones representativas del 10% del capital de la compañía. La operación es el resultado de la devolución del préstamo de 1.000 millones de euros realizado por Primefin en julio de 2015.

Asimismo, El Corte Inglés ha pagado, mediante la entrega de acciones equivalentes al 0,75% del capital, el tercer y último plazo de los intereses correspondientes al mencionado préstamo, que ha quedado cancelado.

Por su parte, Primefin ha ejecutado su opción de venta sobre las acciones de El Corte Inglés (el 2,25%), recibidas como pago de los intereses del préstamo en las condiciones pactadas, a cambio de unos 225 millones de euros. No obstante, el próximo mes de agosto Al Thani recibirá un 1% adicional del capital por el incumplimiento de los objetivos marcados en el plan estratégico, de acuerdo con el contrato que firmó hace tres años con Dimas Gimeno.

Control tras el relevo en la presidencia

El control efectivo de este 10% se produce tras la destitución como presidente de Dimas Gimeno y su relevo por Jesús Nuño de la Rosa. Un cambio sobre el que Gimeno movía ficha al impugnar el consejo de administración en el que se acordó su cese y presentaba una querella contra el anterior director del área de Seguridad, Juan Carlos Fernández Cernuda, al que acusa de llevar a cabo adjudicaciones a empresas de su familia, con la aquiescencia de algunos de los miembros del consejo.

Además, la madre y el tío de Gimeno -María Antonia y César Álvarez respectivamente- mantienen además sendas demandas contra sus sobrinas -Marta y Cristina Álvarez- por la reducción de capital de 121,45 millones llevada a cabo en Cartera de Valores Iasa, la sociedad patrimonial que comparten todos ellos junto al propio Gimeno. María Antonia y César Álvarez acusan a las hijas de su hermano Isidoro de haber llevado a cabo esta operación para repartirse, supuestamente, 140 millones de euros en efectivo y activos inmobiliarios justo antes de que se produjera su entrada en la sociedad.