Menú Buscar
Dimas Gimeno (i), presidente de El Corte Inglés, junto a Jordi Gual (c), presidente de Caixabank y Cristina Garmendia (d), exministra de Ciencia e Innovación en la XXXIII reunión del  Círculo de Economía / CG

El presidente de El Corte Inglés reta a Amazon a abrir establecimientos

Dimas Gimeno afirma que el gigante de los grandes almacenes debe adaptarse a los estándares de una empresa cotizada, ya que no descarta dar el salto al mercado continuo

5 min

El presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno, ha reconocido este viernes en la XXXIII reunión del Círculo de Economía que “cualquier empresa que sea digital puede competir de tú a tú con un grupo con muchos años de experiencia” en referencia a la irrupción del ecommerce en la actividad económica. Una nueva realidad con la que el gigante de los centros comerciales en España lidia a base de inversión para desarrollar sus sistemas de venta 2.0.

Desde Sitges, lanza un reto a Amazon: “Nosotros tenemos los centros físicos, la combinación de experiencia de compra on line y física es algo que ellos nunca dispondrán a no ser que se adentren en el mundo de abrir establecimientos”. Les “invita” a asumirlo.

Proceso de adaptación a los cambios

Gimeno considera prioritario “avanzarse a los cambios” pero sin renunciar “a lo que te hace diferente”. Un objetivo que asegura que es complejo de alcanzar y mantener, pero es el que intenta implementar en el grupo que capitanea desde 2014 pero con el que está vinculado desde que tenía 20 años.

Y para que un gigante con toda la burocracia interna consolidada como El Corte Inglés pueda detectar los avances del sector y prepararse para ello, su presidente afirma que se monitoriza a las fintech. Abre la puerta a “incorporar las start ups que sean positivas” para el grupo.

Posible salida a bolsa

El Corte Inglés está ahora en un “proceso de adaptación a los nuevos tiempos” que pasa por “fortalecerse y ser más potente en el mercado”. Gimeno no descarta dar el salto al mercado continuo, uno de los insistentes rumores en los últimos meses. Pero primero tiene otra prioridad: “Debemos trabajar igual que si fuéramos una empresa cotizada”.

Ha hablado de “ir profesionalizándose” ante unas exigencias que, de entrada, pasan por ofrecer mayor transparencia sobre el día a día de la empresa. Ese es el primer paso que se va a dar en el grupo. Tras alcanzarlo, Gimeno ha contemplado la opción de salir a bolsa. “Es una decisión que se tomará en el consejo de administración cuando toque”.

Consolidar la recuperación

En otro orden de cosas, el empresario ha alertado de la “grieta para la desigualdad” que han dejado en el país “tiempos duros y difíciles”. Un largo periodo de crisis que se ha dejado atrás. Hay recuperación, pero el empresario alerta que para consolidar los datos económicos positivos es necesario “trabajar todos juntos en la misma dirección; así podremos garantizar un futuro mejor para nuestros hijos”.

¿Un mensaje en clave política? El auditorio de Sitges se ha quedado con la duda en el aire. Gimeno es un ejecutivo de perfil bajo. Poco dado a los focos y menos a ponerse ante los micros, su intervención se ha ceñido a describir la actualidad del gigante de los almacenes en España.

Una intervención esperada

La suya era una de las intervenciones más esperadas de la jornada. Pero más porque Gimeno es un personaje poco prodigado que por lo que debía aportar en el debate sobre la Sociedad, Política y Economía en tiempos de incertidumbre, el leitmotiv del encuentro del lobby empresarial catalán.

Presentado por la exministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, actual presidenta de la fundación Cotec para la innovación, el presidente de El Corte Inglés ha iniciado su intervención con una declaración de intenciones: “Yo voy a hablar desde el atril, que es para mi”. Las intervenciones de la actual presidenta de la fundación Cotec para la innovación y vocal del Círculo de Economía han sido claves para que Gimeno se soltara ante el empresariado catalán.