Menú Buscar
Imagen de una tienda de Inditex cerrada por el ERTE a causa del coronavirus / EP

El coronavirus destruirá 300.000 empleos en 2020 si la situación se extiende cuatro semanas

El PIB podría sufrir un retroceso del 1,7% durante este semestre y el crecimiento podría ser 0

3 min

Las predicciones económicas, poco a poco, van apareciendo y los economistas ofrecen sus previsiones de cara a fin de año. El coronavirus va a lastrar notablemente al tejido empresarial en España y, según, Cepyme, Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa, el empleo en nuestro país quedará duramente golpeado a final de año.

Según un estudio realizado por el organismo, la crisis sanitaria del coronavirus supondrá una pérdida de 300.000 empleos a fin de año si el estado de alarma se alarga durante un período de cuatro semanas.

Retroceso del PIB

Además, desde la confederación se asevera que un total de 2,5 millones de empleos quedarán afectados por el coronavirus, ya sea por ERTEs, EREs o despidos. Cepyme afirma que la traslación al mercado laboral de estas contenciones de actividad se presenta también bastante incierta, dado que la respuesta de los empresarios ante esta situación, dependerá, en gran medida, de las posibilidades que tengan cada uno de ellos de asumir nuevos recortes en sus cuentas de resultados manteniendo las plantillas actuales ante la expectativa de transitoriedad de la situación.

Cepyme también ha barajado las previsiones macroeconómicas de crecimiento para 2020. En concreto, la confederación de pequeñas y medianas empresas calcula que la caída del PIB será del 1,7% por lo que el crecimiento a final de 2020 sería del 0% e, incluso, podría retroceder algunas décimas.

Los más afectados

El organismo ha valorado cuáles serán los sectores que peores números registrarán a la hora de despedir a empleados durante las primeras semanas. En concreto, las micropymes (de uno a diez empleados) perderán 70.000 trabajadores, los mismos que autónomos y pequeñas empresas.

Las empresas medianas tendrán un impacto negativo en su empleo de 48.000 personas y las grandes corporaciones tendrán que solicitar hasta 50.000 solicitudes de regulación de contratos.

Hostelería y hoteles, los más afectados

En cuanto a las distintas ramas de actividad, la hostelería o servicios de alojamiento serán los que más sufran las consecuencias del coronavirus con una caída del 7,3%. De hecho, según apunta, algunas actividades de servicios públicos podrían incluso registrar un efecto positivo por efecto de las mayores necesidades de prestación de servicios.

En agencias de viajes y operadores telefónicas la caída será del 6,4% y la industria textil perderá el 5,5% de sus empleados pero también las actividades de juegos de azar y apuestas, actividades de bibliotecas o actividad de creación, artísticas y espectáculos para los que prevé una caída del 5%.