Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un controlador de tráfico aéreo en una imagen de archivo / EP

Una consultora catalana reformulará el transporte aéreo en América Central y el Caribe

La firma GPA gana una licitación del Banco Interamericano de Desarrollo para impulsar una mejora del sector en seis países de Latinoamérica

3 min

La consultora catalana GPA ha ganado una licitación para evaluar y hacer propuestas de mejora en el mercado del transporte aéreo de pasajeros en América Central y el Caribe. Se trata de un proyecto de 235.000 dólares (unos 199.700 euros) convocado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La firma catalana analizará la competitividad, la calidad reguladora y el funcionamiento de este sector en seis países: Nicaragua, Honduras, Costa Rica, Panamá, El Salvador y la República Dominicana, según ha informado la Generalitat este domingo. Para hacerse con la licitación, GPA ha tenido apoyo de la agencia pública Acció, especializada en el asesoramiento para acceder a licitaciones de organismos multilaterales internacionales como el BID o el Banco Mundial.

Motor del turismo

Según el consejero delegado de la empresa, Jaume Adrover, los seis países en los que trabajarán tienen en común "la sensación de que están perdiendo oportunidades en el sector del transporte de pasajeros como motor de desarrollo de turismo, de atracción de inversión extranjera y de generación de más actividad económica".

Además, "son estados pequeños en población pero en un área geográfica estratégica, donde la penetración de las compañías de bajo coste es en general pequeña, y necesitan estimular el crecimiento favoreciendo la competitividad". GPA deberá diseñar una hoja de ruta conjunta con medidas de integración de los diferentes espacios aéreos para ganar competitividad, así como analizar las actuales barreras reguladoras que dificulten la entrada de nuevas compañías.

800 dólares por un vuelo corto

Otro reto es el de los precios: "Una persona, para volar de San Salvador a Managua paga unos 600-800 dólares por un vuelo de una hora. Esto quiere decir que los precios por volar entre estos países son similares al coste para ir a Estados Unidos" señala Adrover. Según apunta, esto provoca que los mercados no faciliten el crecimiento económico y social que suele ir asociado a la aviación.

Durante el año y medio que dure el trabajo de la empresa catalana, deberán revisar la gestión de los aeropuertos y si es atractiva para las compañías, impulsar una gestión lo más transparente posible y garantizar que los órganos de revisión tienen capacidad para administrar el sector. GPA es una consultora especializada en transporte aéreo, fundada en 1999 en Barcelona y una de sus vías de crecimiento es la búsqueda de licitaciones internacionales.