Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La sede de la Agencia Tributaria de Cataluña, la Hacienda de la Generalitat / ATC

Construcción, juego y gestión del agua: los mayores deudores de la Generalitat

Sociedades y empresarios del sector inmobiliario, servicios de aguas, bingos y tragaperras lideran la lista de morosidad de la Hacienda catalana

3 min

Sociedades del sector inmobiliario, del juego y de servicios de gestión del agua copan la lista de morosidad que publica la Agencia Tributaria de Cataluña (ATC) como medida contra el fraude fiscal. En el apartado empresarial, lidera el ranking de deudas a la Hacienda catalana Moramar SA, que debe pagar 3,4 millones de euros.

Se trata de una sociedad dedicada a los bingos --explota una sala en la calle Comte Borrell de Barcelona--. En el último año, la cantidad que debe a la Generalitat ha ido en aumento, ya que en 2020 figuraba un pago pendiente de menos de 3,3 millones. Dentro del mismo sector, Recreativos Caballero, que instala máquinas tragaperras en bares y locales, deja a deber un monto de 2,1 millones de euros.

La endeudada Nozar

Entre los deudores corporativos, también se mantiene en la lista Nozar SA (1,4 millones), un grupo inmobiliario que pasó por concurso de acreedores tras la crisis del ladrillo y que arrastra una deuda total de unos 1.500 millones de euros. La compañía es además la antigua propietaria de la estación de esquí Boí Taüll, que fue rescatada por el Govern y pasó a ser de titularidad --posteriormente también de gestión-- pública en 2014.

En el sector de servicios y gestión del agua, la mayor deuda (2,9 millones) es de Riera de Cabanyes Companyia d’Aigües, seguida por Rec Madral Companyia d’Aigües (2,7 millones de euros) y Comunitat d’Usuaris d’Aigües del Delta del Llobregat (Cuadll), sociedad adscrita a la Agencia Catalana del Agua (a su vez adscrita a la Consejería de Territorio de la Generalitat) que acumula una deuda de 1,1 millones. Completan la lista de compañías otras dos sociedades del sector inmobiliario: Ibupe Rehabilitació (1,6 millones) y Hato Verge Golf (1,1 millones).

Los deudores particulares

Entre las personas físicas, los principales morosos son la familia Ballbé Anglada, vinculada también a un negocio inmobiliario de alquiler de viviendas. Mar y Maria Carmen Ballbé Anglada concentran una deuda de 7,1 millones de euros --aproximadamente la mitad cada una--.

También figura el nombre de Carmen Elena Blázquez del Pozo, una empresaria del sector de la construcción que ya ha aparecido otras veces en esta lista de morosidad y en la de la Agencia Tributaria estatal y cuya deuda se ha elevado desde los 2,2 millones del año pasado a los 2,6 millones de este ejercicio. Completan el ranking de los 17 mayores morosos Ana Maria Marin Borrell (3,1 millones), Víctor Juan Fontfreda Puig (1,9 millones), Miquel dels Sants Anglada Puigcerver (1,5 millones), Nancy Janneth Suárez Cáceres (1,5 millones) y Elías Luis Ventura (1,5 millones).