Menú Buscar
Obreros de la construcción de China se protegen del coronavirus / EFE

Promotores advierten del impacto económico de suspender la construcción

La paralización generalizada de obras conllevaría "una caída de cerca del 14%" en el PIB trimestral, según el presidente de las asociaciones ASPE y Asprima

3 min

La paralización de todas las obras que se llevan a cabo en España supondría "una caída de cerca del 14% en el PIB nacional trimestral". Este es el dato que ofrece Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE) y de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (Asprima), sobre el impacto de suspender las tareas de construcción durante la crisis del coronavirus.

El representante de los promotores en el país asegura que, a nivel anual, el frenazo de la actividad constructiva tendría una afectación "del -4,5%" en la riqueza del país.

La construcción continúa

Gómez-Pintado ha asegurado que la construcción sigue activa en el territorio con una "normalidad relativa" y que la crisis sanitaria generada por el Covid-19 tiene un impacto "leve" en esta rama económica. 

El presidente de APCE y Asprima señaló que, si bien en anteriores días se produjo alguna paralización puntual, respondió a una interpretación no acertada del decreto que establece los pormenores del estado de alarma. “El lunes hubo paralizaciones en Málaga, en Tenerife y en el norte de España, pero se solventaron rápido”, ha detallado. 

Abastecimiento de materiales

Respecto a las reservas de materiales para la construcción, Gómez-Pintado ha admitido algunos problemas. "En algunas provincias nos han empezado a contar que les falta algún tipo de material de obra", revela, pero minimiza las consecuencias.

"Aunque no al 100%, porque hay casuística para todo, en un porcentaje muy elevado, el suministro de materiales está garantizado". El problema grave llegaría, según el experto, en el caso de que el stock "tenga que venir de fuera" y los proveedores "se empiecen a encontrar las fronteras cerradas". 

Protección del trabajador

Los empleados de la construcción que continuan con su labor cuentan con protocolos "reforzados" de higiene y seguridad adaptados a las indicaciones sanitarias de las autoridades frente al Covid-19, tal como asegura el representante de promotores. Una de las medidas es tomarles la temperatura "en la entrada al trabajo" y, en el caso de que algún trabajador haya dado positivo en las pruebas del coronavirus, "todos los que hayan coincidido con él se ponen en cuarentena".

Gómez-Pintado ha comunicado que están trabajando media jornada “para no coincidir en los comedores, que son los sitios más peligrosos y donde están más tiempo juntos”.