Menú Buscar
La factoría de Conservas Dani en Chile a la que se destinarán dos millones de euros para habilitar la producción de calamar gigante congelado / CONSERVAS DANI

Conservas Dani prevé un hito de económico: facturar 100 millones en 2019

La conservera de la familia Sánchez-Llibre anuncia la inversión de dos millones de euros para ampliar su factoría de chile y se lanza a la distribución de calamar gigante

4 min

Conservas Dani ha mostrado su optimismo en las previsiones económicas de la compañía. El grupo de la familia Sánchez Llibre ha asegurado que se dan las condiciones para alcanzar por primera vez en su historia los 100 millones de euros de facturación al cierre del año fiscal en curso, que concluye en mayo. Esta cifra se sumará a los datos positivos de ventas de 2017-2018. El grupo ha obtenido 82,4 millones de caja en este periodo de tiempo, el 13,3% más que los últimos resultados que presentó.

Los ingresos han propiciado 8,2 millones de beneficios brutos (Ebitda). Se quedan por debajo de los 11 millones obtenidos entre 2016-2017, una rebaja que se explica por las vedas medioambientales que se han aplicado en las costas de Reino Unido, donde se pescan los berberechos; el impacto de El Niño, que ha lastrado loa producción en Chile; y los tipos de cambio, que han llevado a la apreciación del euro.

Dos millones para crecer en Chile

Esta reducción del Ebitda no implicarán dejar de invertir en mejoras en la estructura de la compañía. Conservas Dani ha anunciado que destinará dos millones de euros en su fábrica de Chile. Ampliará las instalaciones actuales con una nueva nave con el objetivo de lanzar la producción y distribución de conservas de calamar gigante congelado, un nuevo producto para la empresa.

Daniel Sánchez Llibre (c), presidente ejecutivo de Conservas Dani con otros miembros del actual equipo directivo del grupo / CG

Daniel Sánchez Llibre (c), presidente ejecutivo de Conservas Dani con sus hijos Xevi y Daniel, consejero delegado y director general de la conservera / CG

También propiciará que se refuerce el plan de inversión cuatrienal que se puso en marcha en 2016. El grupo tenía previsto movilizar 11 millones de euros en mejoras de los centros productivos en España, Reino Unido y Chile. Se suman a esta cifra los dos millones de euros de la nueva línea de negocio de calamar gigante. 

Producción de especies

Los portavoces de la empresa apuntan a que parte importante de este capital se ha destinado a incrementar la capacidad de producción de la planta dedicada a las especies en Vilassar de Mar (Barcelona). Representa la segunda línea de negocio de la conservera y aporta el 17% del total de las ventas.

Su entrada en Portugal a través del acuerdo de distribución con el grupo Sonae ha propiciado una vía de crecimiento de los ingresos que se considera que ya está consolidada.

Más berberechos y pacto en Brasil

También da alas al resultado previsto que la flota pesquera de berberechos haya podido operar con normalidad este ejercicio fiscal. En 2017-2018 las salidas disminuyeron en un 50% para facilitar la recuperación de las especies. El impacto de este negocio no es precisamente menor, ya que Dani produce la mitad de los moluscos que se consumen en España. Es el primer productor del país.

Otro elemento positivo es el acuerdo que ha alcanzado con el gigante estadounidense Wallmart para vender sus productos en los supermercados que tiene en Brasil. Se trata de un mercado muy importante donde se prevé sumar entre dos y tres millones de euros en las ventas.

713 empleos

Conservas Dani da empleo a 713 personas en todo el mundo. Inició su actividad en 1989 y está encabezada por Daniel Sánchez Llibre, expresidente del RCD Espanyol; Josep Sánchez Llibre, líder de Foment del Treball, ejerce de vicepresidente. El consejero delegado es Xevi Sánchez Llibre Galván y el director general su hermano, Daniel Sánchez Llibre Galván.