Menú Buscar
Daniel Sánchez Llibre (c), presidente ejecutivo de Conservas Dani con otros miembros del actual equipo directivo del grupo / CG

Conservas Dani alcanza los 73 millones de facturación

El grupo conservero de los Sánchez Llibre anuncia que invertirá 11 millones España, Chile y Reino Unido

4 min

Conservas Dani ha cerrado el ejercicio 2017 con una facturación cercana a los 73 millones de euros. Cifra que implica un avance del 17% respecto al año anterior y que implica dejar en un traspiés los resultados de 2016, cuando la conservera de los Sánchez Llibre se apuntó una bajada del 9% de la cifra de negocios hasta los 62,1 millones.

El avance en las ventas impulsa un crecimiento del 40% del beneficio bruto (Ebitda) hasta los 11 millones gracias, en gran medida, a la buena marcha del negocio internacional. El mercado exterior ya ha supuesto en el ejercicio que está a punto de terminar el 30% de los ingresos. Será una de las palancas de crecimiento futuro de la compañía familiar.

La firma ha anunciado una inversión de 11 millones para potenciar su crecimiento al mejorar los centros de producción de Chile, Reino Unido y España. Un proceso que se prolongará hasta 2019.

De Chile al mercado asiático

En la planta latinoamericana de conservas de marisco enlatado y conservado se ampliará la superficie de fabricación de 1.200 metros cuadrados. Se pondrán en marcha dos nuevas líneas “altamente tecnificadas”, tal y como indican los portavoces de la compañía, que permitirán el visionado del control de calidad.

Este centro de trabajo produce el 70% de los productos que vende Conservas Dani y trabaja por Iberoamérica, España y el mercado chino. El objetivo del grupo es expandirse por la zona asiática. Por ello, ha incorporado el tratado de productos de gran demanda en la zona como el cangrejo real, el último en sumarse al portafolio de marisco congelado, junto al mejillón y la almeja congelada.

Berberechos en Reino Unido

Las dos fábricas de berberechos de Dani en Reino Unido también se llevarán parte de la inversión prevista para el próximo ejercicio. Se incorporará una nueva línea de cocción y se mejorarán los sistemas de depuración con mayor tecnificación de los procesos. De hecho, se replicarán los que ya están en marcha en Chile.

El grupo recuerda que la flota pesquera británica dedicada al berberecho le reporta una ventaja competitiva en su país de origen que le convierte en el “mayor proveedor del mercado español”. Afirma que asegura la mitad de la demanda de este tipo de marisco que se consume en España.

Las especias, el 17% de la facturación

Finalmente, en el país de origen de los Sánchez Llibre se construirá una nueva línea para tratar la sardinilla en el centro de Carnota, en A Coruña, y se dará un impulso a la división de especies de Vilassar de Mar (Barcelona), la factoría original de la conservera y actual sede social. Esta división supuso el 17% del total de facturación del último ejercicio y se mejorará el envasado de la salsa de especias.

Cabe tener en cuenta que Dani ha adquirido recientemente una nave en el mismo polígono de la comarca del Maresme para ampliar las instalaciones de producción y distribución de especies.

En el capítulo de innovación, el grupo ha lanzado en este ejercicio un nuevo rebozado sin gluten basado en harinas de guisantes y ha empezado a comercializar una línea de envasado de menor tamaño con los niños como público objetivo, Dani Baby.