Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Andorra / EUROPA PRESS

El Consejo de Europa insta a Andorra a mejorar su regulación sobre criptomonedas

El país pirenaico es pionero en el desarrollo de una legislación sobre activos virtuales

2 min

Moneyval, el órgano del Consejo de Europa de lucha contra el blanqueo de capitales y financiación de terrorismo ha emitido este martes un nuevo informe de evaluación sobre Andorra en el que señala carencias en la regulación sobre los activos virtuales, entre los que se encuentran las criptomonedas.

El órgano señala que el país pirenaico ha retrocedido en una de las recomendaciones que le había hecho: la referida a la implementación de nuevos requisitos internacionales para activos virtuales y los proveedores de dichos activos. En este sentido, Moneyval ha cambiado la recomendación de “cumplida” a “parcialmente cumplida”.

Importantes progresos

No obstante, el Consejo de Europa admite que el país ha hecho grandes progresos en lo referente a la prevención del lavado de dinero y de la financiación del terrorismo. “Andorra ha realizado suficientes progresos para abordar algunas deficiencias identificadas”, recoge el documento. En concreto, en la recomendación relativa a la evaluación de riesgos del sector de las organizaciones sin ánimo de lucro, ha pasado de “parcialmente cumplida” a “ampliamente cumplida”.

De hecho, de las 40 recomendaciones efectuadas desde Moneyval en 2017, todas se han cumplido aunque en diferente grado: 28 han sido puestas en práctica ampliamente, 9 se consideran cumplidas, mientras que 3 se dan por parcialmente implementadas.

Tres puntos a mejorar

En las que se espera un avance es en aquellas referentes al riesgo de blanqueo de capitales, a los poderes de las autoridades policiales y de investigación y los instrumentos internacionales. Andorra cuenta con un plazo de un año para presentar ante el órgano un informe con los avances en estas áreas.

No obstante, cabe destacar que el enclave pirenaico es pionero en la aprobación de una legislación sobre criptomonedas. De esta forma, Andorra ha asegurado una transición de su banca privada hacia nuevos modelos de negocio.