Menú Buscar
Una manifestación de la plataforma Stop Desahucios contra las cláusulas abusivas de las hipotecas / EFE

El Congreso aprobará sobre la bocina una ley hipotecaria más proteccionista

El adelanto electoral y el riesgo de multa desde Bruselas por no transponer una directiva de la UE fuerzan a la Cámara a aprobar la normativa 'in extremis'

21.02.2019 00:00 h.
4 min

Dos años han sido necesarios para que el Congreso de los Diputados saque adelante la nueva ley hipotecaria, como es previsible que ocurra este jueves. La normativa dotará de mayor protección a los usuarios frente a los bancos y los desahucios. Esta será una de las últimas medidas que se aprueben antes de la elecciones generales ya que, en caso contrario, España se arriesga a una multa de 105.991 euros al día por parte de Bruselas.

La principal novedad de esta ley hipotecaria es que a la hora de solicitar un crédito para una vivienda, el usuario no tendrá que pagar el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD). Lo que está por ver --en función de si se aprueban las enmiendas o no-- es si esta tasa se elimina definitivamente o si será sufragada por los bancos.

Un impuesto polémico

Este impuesto ya causó una fuerte controversia a finales de 2018, cuando el Tribunal Supremo sentenció que debían ser los bancos los que paguen la tasa. Sin embargo, semanas después se retractaba y volvía a la jurisprudencia anterior en la que el usuario debía asumir el gasto. Para resolver el caos, el Gobierno aprobó un real decreto que devolvía la pelota a las entidades de crédito y liberaba a los clientes.

Con la ley hipotecaria que debatirá y aprobará el Congreso, ese asunto quedará resuelto de forma definitiva. Lo que aún no se sabe es si los diputados votarán a favor o no de las 157 enmiendas introducidas por el PP en el Senado. El texto fue redactado por el exministro de Economía popular Luis de Guindos, aunque el nuevo Gobierno socialista ha introducido cambios.

Imagen de una consumidora retirando efectivo de una entidad bancaria junto a publicidad de hipotecas / EFE

Imagen de una consumidora retirando efectivo de una entidad bancaria junto a publicidad de hipotecas / EFE

Riesgo de multa

La aprobación de la normativa este jueves es de suma importancia puesto que en marzo se cumplen los tres años de límite fijado para adaptar la regulación a la directiva de la Unión Europea. Por ello, el anticipo electoral ponía en riesgo su aprobación y una multa de 105.991 euros diarios desde Bruselas.

“La aprobación de la ley se ha dilatado por la inestabilidad política en España. Una vez conformado el Gobierno, era una prioridad para evitar la multa”, explica Laura Martínez, experta en finanzas del comparador iAhorro. Desde la consultora cifran en “más de 700 millones de euros” el coste que tendría validar la ley tras las elecciones.

Más protección frente a los desahucios

Otra de las medidas que incluye esta ley hipotecaria es la mayor protección frente a los desahucios. A partir de ahora, la ejecución se retrasa a 12 cuotas impagadas o al 3% del capital principal en la primera mitad de vida del préstamo, y a 15 cuotas o el 7% en la segunda mitad.

Asimismo, los bancos deberán dar 10 días a los clientes para que analicen la información del contrato de préstamos antes de firmarlo.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información