Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de la estrella de la Sagrada Familia de Barcelona / EP

El conflicto laboral detrás de la estrella de la Sagrada Familia

Los 300 empleados de Cricursa se manifestarán frente a la basílica para proteger sus puestos de trabajo

2 min

La plantilla de Cricursa (Cristales Curvados), la empresa fabricante de la estrella de cristal de la Sagrada Familia, se manifestará el próximo sábado ante la basílica para reclamar el mantenimiento de sus puestos de trabajo. Posteriormente, los trabajadores llevarán a cabo una asamblea frente al monumento.

El grupo empresarial, fundado en 1928 y especializado en la fabricación de vidrio curvado, presentó concurso de acreedores el pasado diciembre tras acumular una deuda de 60 millones de euros. Cricursa cuenta con tres centros productivos en La Sentiu, Balaguer​ y Granollers.

Garantía de empleo

Los más de 300 trabajadores de la compañía han optado por visibilizar su situación a los pies de uno de los monumentos más emblemáticos de la capital catalana. Precisamente, Cricursa fue la encargada de diseñar el adorno que corona la Torre consagrada a la Virgen María del templo.

En un comunicado, un colectivo de 230 empleados, asesorados por el Colectivo Ronda, han afirmado que sienten "la máxima inquietud" por el desarrollo del proceso concursal. "Ahora mismo, deja muchas más sombras que luces, sin avances significativos respecto a lo que hace a la negociación de las deudas bancarias ni la llegada de ofertas por parte de otras empresas que ofrecen garantías reales y sólidas del mantenimiento de los actuales niveles de ocupación".