Menú Buscar
Secadero de jamones / Efe

Quiebra la empresa de jamones Valle de los Valfríos

La compañía cárnica tiene una deuda de 14 millones de euros

11.09.2019 00:00 h.
3 min

El Juzgado Mercantil número 12 de Madrid ha declarado el concurso voluntario de la empresa cárnica Valle de los Valfríos. Se ha nombrado administrador concursal a Vento Abogados Asesores.

Según las cuentas de la firma insolvente, el activo asciende a 15 millones de euros, frente a una deuda de 14 millones. Por tanto, el balance arroja superávit patrimonial.

Valle de los Valfríos fue constituida hace cuatro años con Amalia Gamero Coronado como socia única. De la administración se encarga su hijo Francisco José Cordero Gamero. En 2017 la empresa trasladó su domicilio a Madrid.

La empresa está implicada en un escándalo relacionado con la venta de jamones caducados. Valle de los Valfríos es conocida porque hace un par de años adquirió la unidad productiva de la industria porcina Brumale. Esta sociedad situada en Oliva de la Frontera tenía de accionistas al cantante Miguel Bosé, el futbolista Sanchís y el torero Francisco Rivera Ordóñez. Brumale entró en quiebra en 2012, tras acumular fuertes pérdidas que evaporaron los 3,7 millones de capital aportado por los socios.

Stokia, industria auxiliar del automóvil

Otro relevante percance empresarial lo protagoniza la empresa Stokia XXI, de Muskiz (Bilbao), con unas deudas del orden de los 10 millones de euros. Stokia se dedica a la producción de compuestos que luego se aplican a la fabricación de neumáticos. Bridgestone, con instalaciones industriales en la zona, es uno de sus principales clientes.

Stokia nació hace seis años a partir de la fusión de las sociedades Stokia y Bizkailogic. La empresa tiene instalaciones fabriles o de almacenamiento en Basauri, cerca de la planta industrial de Bridgestone. También cuenta con dependencias en el puerto de Bilbao y en Muskiz. En total, sus fábricas y almacenes suman casi 50.000 metros cuadrados. La administración concusal se ha confiado a José Ramón Sánchez Serrano.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información