Microblanc reduce pérdidas a la tercera parte

Las medidas adoptadas permiten prever que este ejercicio volverá a la senda de la rentabilidad

Micro Blanc Informática en la calle Comte d'Urgell de Barcelona / CG
17.04.2018 00:00 h.
2 min

La empresa Micro-Blanc Informática, de Barcelona, ha seguido en 2017 un año más en números rojos, si bien consigue comprimirlos considerablemente. Así, las pérdidas pasan de 1 millón a 369.000 euros. El saldo deficitario total acumulado en el balance sube a 8,8 millones. Los fondos propios se limitan a 1,2 millones.

La compañía recibió el año pasado un nuevo aporte financiero de su accionista Grupo Micro-Blanc, cifrado en 400.000 euros. Es la cuarta ocasión durante los últimos cuatro años en que Grupo Micro-Blanc da un paso adelante y rescata a su filial. Con esta última contribución, el volumen de las inyecciones crematísticas suma ya 6,2 millones. La evolución de las ventas fue satisfactoria. Suben de 16 hasta casi 20 millones.

Tres oficinas

Blanca Fernández y Rubén J. Dreier, administradores de la compañía, afirman en la memoria anual que la intensificación de las acciones comerciales y el ajuste radical de los costes fijos permitirán el retorno de los beneficios.

Micro-Blanc Informática es uno de los pioneros en el sector de la micro-informática, pues comenzó su actividad en el año 1982.

Actualmente cuenta con oficinas en Barcelona, Madrid y Valencia, desde las que presta cobertura a toda la península.

La entidad comercializa equipos informáticos, brinda servicios de almacenamiento de datos y ofrece soluciones de seguridad e hiperconvergencia.

Su matriz Grupo Micro-Blanc tiene la sede en Barcelona y cuenta con un patrimonio neto de 26 millones.

¿Quiere hacer un comentario?