Menú Buscar
Nueva sede de Maruchón en la calle Maldonado de Madrid / CG

Gerard Romy, fundador de Mediapro, se lleva su patrimonial a Madrid

La firma posee participaciones en tres promotoras inmobiliarias, dos de ellas de Polonia

31.12.2018 00:00 h.
3 min

El empresario Gerard Romy Belilos, socio del controvertido Jaume Roures, ha trasladado a la capital del país la sociedad Maruchón, en la que almacena una cartera de participaciones en compañías inmobiliarias.

La evacuación implica mover el domicilio social desde la calle Trafalgar de Barcelona a Maldonado número 4, de Madrid.

Bienes raíces

Maruchón posee sendos paquetes accionariales, equivalentes al 33% del capital, en tres firmas inmobiliarias. Una es Nueva Dársena, de Barcelona. Las otras dos son las promotoras polacas Ole SP y Property Development Polska.

Nueva Dársena tiene unos activos de casi 19 millones de euros. Las dos entidades de Europa del Este acumulan unos fondos propios de 9 millones.

La fuga de Maruchón se añade a la de otras diez sociedades catalanas que se movieron fuera de Cataluña la semana pasada, tal como informó Crónica Global este domingo.

Gerard Romy fundó en 1994, junto con Jaume Roures y Josep Maria Tatxo Benet, la intermediaria de derechos televisivos Mediapro. En 2017, varios socios de Mediapro que representaban el 53% del capital pactaron la venta de sus paquetes al fondo de inversión chino Orient, por unos 850 millones. Por su 12%, Romy ingresó algo más de 100 millones.

Sobornos

El paso de Romy por Mediapro no ha estado exento de polémica. En diciembre de 2015, la Audiencia Nacional ordenó el registro de sus oficinas en Imagina-Mediapro en Barcelona. Los tribunales españoles ejecutaban así una comisión rogatoria internacional promovida por la justicia de EEUU, país donde el FBI tenía en curso una investigación sobre la trama de cohechos y otros pagos ilícitos realizados a directivos de la FIFA, a cambio de obtener derechos televisivos.

Entre esos abonos figuran varios satisfechos por ejecutivos de Media World, de Miami, filial de Imagina-Mediapro. Un testigo protegido declaró al FBI que informaba “con regularidad a Romy sobre los sobornos desembolsados en nombre de Media World a las federaciones de fútbol centroamericanas”.

De hecho, el pasado verano Imagina USA llegó a un acuerdo con la fiscalía de EEUU. Por él reconoció su culpabilidad en el tráfico de mordidas y admitió haber transferido 21 millones de euros a diversas federaciones de fútbol del Nuevo Continente.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información