Menú Buscar

Fundiciones Garbí acaba en suspensión de pagos

Hace un año la empresa vivió fuerte conflictividad laboral por un accidente en el turno de noche

Imagen de una fundición de hierro / EFE
29.11.2018 00:00 h.
2 min

El Juzgado Mercantil número 1 de Bilbao ha declarado el concurso de acreedores de Fundiciones Garbí, cuyas principales instalaciones industriales radican en Abadiño (Vizcaya).

Según el último balance disponible, el activo patrimonial de la empresa asciende a 25 millones. Las deudas se cifran en 15 millones. El Juzgado ha nombrado administrador concursal a Grupo Sindicatura, que delega las funciones en el abogado Antonio Martínez Manso.

Sectores

Fundiciones Garbí nació en 1972 para dar respuesta a la demanda de piezas fundidas de hierro. Más tarde, diversificó sus actividades y abordó la producción de hierro laminar, hierro nodular, hierro vermicular y otras aleaciones especiales.

Garbí trabaja para múltiples sectores, entre ellos el eólico y solar, ferrocarriles, bombas y valvulería, maquinaria de elevación, motores marinos, automoción, obras públicas y componentes industriales.

Accidente luctuoso

Fundiciones Garbí se asomó a la prensa hace justo un año por un gravísimo accidente. Un trabajador de 31 años del turno de noche sufrió la amputación de un brazo, lo que motivó una huelga de los 150 empleados de la casa.

Fundiciones Garbí factura 27 millones anuales. En el último trienio ha alternado ejercicios con beneficios y con pérdidas. El administrador único es Juan Gasteluiturri.

¿Quiere hacer un comentario?