Cremallera Catalana suspende pagos

Se dedica desde 1975 a producir cremalleras para los fabricantes de prendas textiles

Cremallera Catalana en Castellbisbal, Barcelona / CG
13.04.2018 00:00 h.
2 min

La compañía Cremallera Catalana SA ha presentado un concurso de acreedores​ ante los juzgados mercantiles de Barcelona, según ha podido saber este medio.

El siniestro mercantil tuvo un preludio. A comienzos de 2018, la entidad solicitó el preconcurso, con el objetivo de lograr un acuerdo anticipado con sus acreedores. Pero el trato no fue posible y la compañía no ha tenido otro remedio que llevar sus estados contables el Juzgado Mercantil número 5.

Cremallera Catalana nació en 1975. En aquella época, las industrias textiles, hilaturas, tejedurías y acabadores, proliferaban por toda Cataluña. Pero poco después sobrevino una larga crisis, acompañada de cierres y suspensiones de pagos. La inmensa mayoría del censo fabril indígena desapareció del mapa para siempre.

Alta calidad

La producción de Cremallera Catalana destaca sobre todo por su alta calidad. El muestrario incluye cremalleras en espiral, invisibles, inyectadas y en metal.

La empresa tiene dos administradores solidarios, Pablo y Alejandro Hernández Bronchud. Crónica Global se puso ayer en contacto con el primero de ellos para conocer los motivos del descalabro de la compañía y las posibilidades de superarlo, dado que más del 90% de las empresas que entran en situación concursal acaban sus días en liquidación.

Pablo Hernández dijo desconocer que su empresa hubiera presentado finalmente el concurso y rechazó hacer comentarios “a la prensa”.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información